Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Miércoles 17/08/2022
 

Verea Flamenca

El flamenco no es patrimonio de nadie ni es gitano ni es payo: Es andaluz

Manolo Caracol decía: “No hay cante payo ni gitano, hay quien tiene pellizco y quien no lo tiene, lo que hace falta es tener corazón y saber cantar”

Publicado: 08/02/2022 ·
11:51
· Actualizado: 08/02/2022 · 11:51
  • Mapa de Andalucía.
Autor

Isidoro Alba

Miembro de la Cátedra de Flamencología de Cádiz y Relaciones Públicas de la Peña Flamenca 'Niño Barbate'

Verea Flamenca

Reflexiones flamencas realizadas desde la provincia de Cádiz

VISITAR BLOG

La aparición de este arte singular tiene mucho que ver con el asentamiento gitano en España y, más concretamente, en Andalucía. Pretendo, dentro de lo posible, sacar en conclusión ideas claras en todo lo referente al Flamenco. Son muchos los ciudadanos que por desconocimiento se lo atribuyen al gitano.

Pero, el gitano, por el hecho de serlo, no garantiza la existencia del flamenco ya que no lo ha cantado ni lo ha bailado jamás en ninguno de los países por los que ha pasado antes de llegar a España.

El flamenco tampoco surge en cualquier sitio de España donde haya habido gitanos, sino exclusivamente en Andalucía. Dentro de Andalucía hay que situarlo en una determinada zona, es la Baja Andalucía, es decir, en las zonas mas meridionales que se extienden entre Sevilla y Cádiz.

El grito del cante y el quiebro del baile se asientan fundamentalmente en Sevilla y Triana con Lebrija, Utrera, Alcalá, Morón, Jerez, los Puertos en Cádiz, con Chiclana, San Fernando, Sanlúcar y Arcos, y más tarde se fue extendiendo por las demás ciudades andaluzas.

No podemos omitir otros puntos relevantes como Extremadura, donde grandes núcleos de población gitana se asentaron; Madrid, que con su carácter cosmopolita lo asimila todo, sin olvidar tampoco que la Capital de España, comparada con el resto del país, tiene más meridional de Andaluza que Norteña.

Manolo Caracol decía: “No hay cante payo ni gitano, hay quien tiene pellizco y quien no lo tiene, lo que hace falta es tener corazón y saber cantar”.

Ha habido muchos gitanos que han dejado cosas en la historia del cante, pero todos no, como ha habido payos que han dejado cosas, pero no todos. Hay quien canta bien y quien canta mal, son muchos los gitanos que producen más emoción. Hay cantaores que cantan por Soleá y Seguirilla perfectamente pero no te dicen nada y hay otros que lo cantan y te pegan el pellizco y se produce eso que se llama Duende.

Yo conocí a una persona que decía que en el mundo del Flamenco y otras músicas “hay muchos enteraos y pocos entendíos”.

Quiero resaltar a muchos artistas que no han sido andaluces: la bailaora Carmen Amaya (Barcelona); Sabica, uno de los guitarristas más grandes  (Pamplona), La Susi (Alicante), Dolores Vargas ‘La Terremoto’ y su hermano ‘El Príncipe Gitano’ (Valencia); Juan Barea, cantaor puro y ortodoxo (Castellón), y el guitarrista Ramón Montoya (Madrid).

El Flamenco es la muestra de lo que tenemos, un tesoro cultural que no somos conscientes de su valor. No pretendo que todo el mundo sea aficionado al flamenco, tampoco es necesario. Ha tenido que ser la mirada extranjera la que le ha dado al flamenco sus valores y grandeza. España debe al flamenco parte del romanticismo, el misterio de la magia del arte y la cultura que hemos exportado.

TE RECOMENDAMOS