Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Martes 09/08/2022
 

Trópico de letras

¿Conocemos la verdad?

Pandemia, transgresiones de derechos humanos, patentes desigualdades, devastación individual y económica, crisis sanitarias, injusticia racial...

Publicado: 21/03/2022 ·
08:54
· Actualizado: 21/03/2022 · 08:54
  • Una madre y sus dos hijos refugiados ucranianos a su llegada.
Autor

Mari Loli Romero López

Maestra y escritora. Colaboradora en revistas internacionales. Dos libros publicados y cinco pendientes de publicación

Trópico de letras

Este blog trata de opiniones diversas sobre un mundo diverso

VISITAR BLOG

Recuerdo cuando era una adolescente y estudiaba la asignatura de Historia en el Instituto cómo me aterrorizaba la idea de haber vivido en otra época que no fuera aquella en la que vivía, que no era otra que la última etapa de la dictadura franquista (¡qué inocente era!). Sobre todo, el período histórico que más me asustaba era la Edad Media, en el que el pueblo llano vivía muy mal, era muy pobre; había muchísima suciedad en las calles; no existía red de alcantarillado, el agua sucia, los excrementos y restos de comida eran tirados a la vía pública; me preocupaban las epidemias como la de la peste; el vasallaje; me horrorizaba el derecho de pernada (supuesto privilegio que el señor feudal tenía para consumar relaciones sexuales con sus jóvenes siervas en la noche en que éstas celebraban su matrimonio, antes que el marido); el feudalismo con sus características oscurantistas; la ignorancia; la superstición; la violencia; la brutalidad de guerras e invasiones…

Hoy en día, y después de mucho leer y pensar, me doy cuenta de que esta etapa de la historia, comprendida entre los siglos V y XV, estuvo también acentuada por importantes acontecimientos históricos, con grandes cambios culturales, políticos, sociales y económicos, convirtiéndose en uno de los períodos más sorprendente de la historia.

También pienso en el presente y comparo. ¿Qué veo en la actualidad? Pandemia, transgresiones de derechos humanos, patentes desigualdades, devastación individual y económica, crisis sanitarias, injusticia racial, capitalismo convertido en mercado persa, guerra de información y desinformación (fake news, bulos), abuso y explotación sexual, violaciones, explotación laboral, guerra fría, guerra híbrida, guerra cibernética, amenazas de guerra nuclear…

Setenta y seis años se han cumplido del bombardeo atómico de Hiroshima y Nagasaky, lo que nos hizo ver con horror lo que una sola bomba nuclear provocó. Aquel cataclismo debería habernos bastado para desear suprimir todas las armas nucleares. Los testimonios narrados por los supervivientes tendrían que ser suficientes para que no nos olvidemos de tan monstruoso hecho. Pero no, lo olvidamos y aquí estamos otra vez envueltos en una nueva amenaza nuclear.

Y yo me pregunto a mí misma, después de leer y releer, no sólo la prensa convencional pública, sino que también leo artículos de librepensadores, de prensa independiente, leo todo lo que puedo y me da tiempo (de derecha, de izquierda, neutrales, etc..) y saco mis propias conclusiones, y como he dicho antes, me hago preguntas. Por ejemplo, en esta guerra que estamos “viviendo” entre Rusia y Ucrania, ¿no será que EEUU, en sus comienzos de decadencia como primera potencia mundial, pretende tener a Europa y al mundo intoxicados en contra de Rusia, para eliminarlo como país independiente y también avanzando y extendiendo la OTAN hacia el Este? Llevamos veinte días de guerra y yo sigo sin conocer exactamente la verdad, porque que yo sepa y entienda, en medio de tal desenfreno de sanciones y represalias, el gas ruso sigue corriendo, y no solo eso, sino que el abastecimiento ha aumentado desde el comienzo de la invasión; ha pasado de 89 a 109,5 millones de metros cúbicos por día. ¿Y nos han dicho algo al respecto? También sé, por la Oficina Británica de Estadísticas, publicado en Daily Mail, que Gran Bretaña gastó más de 2500 millones de libras esterlinas en importaciones desde Rusia hace un mes: mil millones en combustible, 591 en petróleo, 289 en gas, 3 en alimentos para animales, 25 en químicos y 34 millones en metales. ¿Se adelantó Gran Bretaña porque ya conocía las sanciones a Rusia?

Otra pregunta que me hago es si podemos prescindir del gas ruso. Qatar no puede producir más del que produce; Arabia Saudita tiene petróleo, pero no tiene gas; Irán no posee infraestructuras para producirlo y Venezuela posee, pero han sido tan sancionados estos dos últimos países, que están asfixiados y no pueden fomentar toda su capacidad. Entonces, vuelvo a preguntarme, ¿qué países necesitan el gas ruso?

Es muy triste y de una elevada importancia lo que está ocurriendo en Ucrania, muertes, destrucción de un país, millones de refugiados, crisis económica que va a afectar especialmente a Europa...pero, ¿tendrá razón China cuando dice que EEUU es la mayor amenaza para la paz mundial?

¿Quién conoce la verdad?

TE RECOMENDAMOS