El tiempo en: San Fernando
Sábado 25/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Urbanismo inicia la contratación de la primera fase del proyecto de la Casa del Pumarejo

La Gerencia inicia los trámites tras alcanzar un acuerdo con la Asociación, que volverá al edificio una vez concluyan las obras

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • El interior de la Casa del Pumarejo -

La Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente iniciará este jueves los trámites para contratar las obras correspondientes a la primera fase del proyecto de rehabilitación de la Casa del Pumarejo por un importe de 4,7 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, tras alcanzar el Gobierno municipal un acuerdo la Asociación, que volverá al edificio una vez finalicen las obras,

Según ha explicado en una nota de prensa el delegado de Urbanismo, Juan de la Rosa, “hemos alcanzado un acuerdo con la Asociación Casa del Pumarejo para la suspensión temporal de la concesión demanial y el desalojo de tres locales hasta que concluyan los trabajos, momento en el que la asociación volverá a un espacio en condiciones adecuadas para seguir desarrollando su actividad de servicio público al barrio y a los vecinos”.

"Con ello, José Luis Sanz, da solución por fin a una de las demandas históricas en la ciudad y acomete una rehabilitación del inmueble para impulsar el comercio tradicional y la hostelería de barrio y recuperar el casco histórico como punto de encuentro de todos los sevillanos y de modos residenciales acordes a nuestro patrimonio vivencial”, asegura De la Rosa, que apunta que la rehabilitación la afrontan "de la mano de una asociación histórica, que permanecerá en un edificio que debe convertirse en centro neurálgico de la zona, manteniendo todos los registros históricos y sociales que la ciudad ha conformado en él”. "Así es nuestra manera de entender la rehabilitación del patrimonio, apostando siempre por mantener nuestro tejido asociativo, nuestro comercio y hostelería de barrio y las costumbres de nuestros vecinos”, concluía.

La intervención en el edificio

La intervención prevista para la recuperación integral del inmueble se va a efectuar en dos fases, de forma que la primera -cuya contratación comienza ahora- afectará a la mitad trasera del edificio, comprendiendo 2.339,34 m2 de superficie total construida entre las plantas baja, la entreplanta, planta alta y castillete. A ello hay que sumar la recuperación del patio trasero, con 125 m2 de superficie, y de otros pequeños patios menores no accesibles.  El coste de estas obras asciende a 4,7 millones de euros y el plazo de duración estimada es de 18 meses.

Una vez se concluya la rehabilitación de la zona trasera del edificio, se contratarán las obras de la parte restante de la casa -la zona delantera- completando así su entera recuperación. Las obras en su totalidad están valoradas en 7,9 millones de euros y afectan a todas las estancias y espacios además de las fachadas exteriores. El objetivo último es devolver a la edificación unas condiciones de conservación y habitabilidad adecuadas. 

Para ello, el proyecto global redactado plantea intervenir a todos los niveles desde el máximo respeto a los sistemas constructivos existentes. En relación a las fachadas, la actuación va encaminada a recuperar el aspecto homogéneo del edificio, manteniendo y recuperando la disposición original de los huecos y sus carpinterías. Se han previsto también medidas de conservación para la portada, el escudo y el balcón esquinado.

Respecto al zaguán y al patio principal, se proponen intervenciones destinadas al mantenimiento y conservación de los elementos de interés, como balaustrada de piedra, columnas de caoba del patio y pasamanos igualmente de caoba de la escalera principal. Por su parte, la actuación en las galerías, tanto de la planta baja como de la primera, va a consistir en eliminar los aditamentos construidos para mantener la estructura original del edificio.

En cuanto a la escalera principal, se propone recuperar la lectura de este significativo elemento en todo su desarrollo, eliminando el tramo que sube actualmente a la cubierta plana de la primera crujía y que se identifica claramente como un añadido. Por otro lado, las escaleras secundarias se extenderán hasta la planta baja para conectarlas con esta zona del edificio al tiempo que se reconstruirán los tramos actuales por su mal estado de conservación.

Además de las mejoras proyectadas sobre los elementos constructivos ya existentes, dentro de esta rehabilitación se incluye la ejecución de un nuevo ascensor y núcleo de escaleras que den respuesta a los problemas de accesibilidad actuales de las dos viviendas ocupadas en la planta alta.

A nivel de cubiertas, se propone la devolución de la cubierta original inclinada de teja al patio principal, eliminando el forjado plano actual realizado con viguetas de hormigón.

Por último, en el patio trasero, se demolerá el edificio añadido en este espacio para construir en su lugar uno nuevo del mismo volumen pero de mayor calidad constructiva y mejor distribución, de manera que se dispondrán dos viviendas en la planta alta y dos locales en la baja.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN