Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Martes 09/08/2022
 

Sevilla

La Iglesia en Sevilla presenta un balance consolidado de 42,7 millones en 2021

La Archidiócesis presenta un "pequeño déficit" de algo más de medio millón de euros por el incremento generalizado de precios y por obras extraordinarias

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Monseñor Sáiz Meneses.

El presupuesto consolidado de la Iglesia en Sevilla, que incluye los balances del Arzobispado y otras instituciones eclesiales de la diócesis --Cabildo Catedral, Cáritas, parroquias, Seminario, etc--, ascendió en el ejercicio de 2021 a 42.717.433 euros, cinco millones de euros más (14%) que el año anterior. Este es el dato más significativo del informe económico que han presentado este viernes en rueda de prensa el arzobispo, monseñor José Ángel Saiz, y el ecónomo diocesano, Alberto Benito.

En su intervención, el arzobispo ha destacado el esfuerzo por modernizar las aportaciones y donaciones de los fieles a parroquias y la diócesis, "medios nuevos para tiempos nuevos". Monseñor Saiz ha subrayado, además, que "es necesaria la aportación de todos los miembros de la comunidad eclesial". "Podemos decir que la mayoría de los ciudadanos percibe que la Iglesia está con los mas débiles", ha añadido.

Por su parte, el ecónomo diocesano ha destacado que "después de la peor crisis vivida, la Iglesia en Sevilla sigue caminando. Han funcionado todos los mecanismos de ajuste".

En este sentido, las cuentas de este ejercicio revelan una "ligera mejoría" respecto a los peores tiempos del confinamiento como consecuencia de la pandemia. Así, la cuenta de explotación consolidada del ejercicio 2021 presenta incrementos en apartados significativos. Las aportaciones de los fieles (14.840.826,57 euros, el 34,74% del total ingresado) se incrementaron en algo más de un millón respecto a 2020 (un 7% más). Lo mismo se puede decir de los ingresos por la vía de la asignación tributaria a través del Fondo Común Interdiocesano, un concepto por el que la Archidiócesis recibió 8.154.750 euros, 633.362 más que en 2020 (un 8%).

En el apartado de gastos, las cuentas consolidadas detallan el empleo de 6.868.623 euros en acciones pastorales y asistenciales. O lo que es lo mismo, un incremento de más de un millón que en el año anterior (21% más). También subió la retribución al clero, que se sitúa en unos ocho millones de euros; y la cantidad destinada a la conservación de edificios y gastos de funcionamiento: 12.047.381 euros, casi un millón más que en 2020 (el 9% de incremento). Este último concepto es el que tiene asignada la mayor proporción de la cuenta de explotación, un 31,08% del total de gastos consolidados de la Archidiócesis.

El ecónomo diocesano ha resumido la relación de gastos consolidados y ha señalado al respecto que "nos hemos tenido que ajustar a los recursos que teníamos".

LAS CUENTAS DE LA ARCHIDIÓCESIS PRESENTAN PÉRDIDAS

Desde el Arzobispado se destaca la recuperación en 2021 de gran parte de la actividad ordinaria anterior a la pandemia, "algo que terminará de consolidarse en el próximo ejercicio económico", según ha adelantado el ecónomo diocesano. En el análisis concreto de cada institución, el presupuesto de la Archidiócesis se sitúa en 14.657.800 euros, 654.473 menos que en 2020.

Alberto Benito ha señalado que esto ha llevado a la Archidiócesis a un "pequeño déficit" que se cifra en algo más de medio millón de euros. Este pequeño desfase entre ingresos y gastos ha venido motivado fundamentalmente por el incremento generalizado de precios, y sobre todo por las obras extraordinarias y de urgencia que han tenido que realizarse fuera de presupuesto, que han supuesto una desviación de 614.232 euros.

También ha habido una ligera disminución de las aportaciones totales de los fieles (1.031.243,87 euros, un 14 % menos que el año anterior). Aun así, se ha podido aguantar este déficit gracias a la contención general del gasto y a un gran esfuerzo de austeridad en toda la Archidiócesis.

CATEDRAL, MANOS UNIDAS, CÁRITAS Y PARROQUIAS

Por su parte, el Cabildo Catedral presenta un balance cerrado en 5.832.126 euros, prácticamente la misma cantidad que en 2020. Aquí es significativa la recuperación de los ingresos corrientes del templo metropolitano, que pasan de los 3.286.241 euros de 2020 a los 5.657.985 del último ejercicio económico auditado. A pesar de ello, el Cabildo ha podido invertir 1.427.730 euros en concepto de conservación de edificio y gastos de funcionamiento, un millón menos que en el año 2020.

Cáritas Diocesana también aumenta ligeramente su cuenta de explotación (cifrada en 6.523.136 euros) respecto a la de 2020. Y lo mismo se puede decir de Manos Unidas, con 1.250.874 euros; las Obras Misionales Pontificias (OMP), con 744.313; o las fundaciones y patronatos diocesanos, cuyos balances ascienden a 1.603.002 euros. Más apreciable resulta la subida de la cuenta de explotación de las parroquias respecto al curso anterior: 14.492.161 euros, casi tres millones más que en 2020, "señal de su revitalización y vuelta a la actividad ordinaria anterior a la pandemia".

La Archidiócesis ha recordado que forman parte de ella 264 parroquias, 367 sacerdotes diocesanos, 52 seminaristas, 111 colegios de Primaria, 18 casas de espiritualidad y tres centros de rehabilitación. "Estas cifras explican en parte la labor de la Iglesia en Sevilla. Además, en 2021 se ha experimentado un repunte de la actividad sacramental en la Archidiócesis respecto al año 2020".

APORTACIONES AL FONDO COMÚN DIOCESANMO

Otro concepto que se destaca en la Información Económica que la Archidiócesis publica cada año es la aportación de las hermandades al Fondo Común Diocesano. En total, 126 corporaciones han contribuido con 131.429,28 euros. En 2020 fueron 119 las corporaciones, con 107.407,11 euros aportados.

Por vicarías, el 62,2% de las aportaciones procede en 2021 de hermandades de la Vicaría Sevilla 1, seguida de la Vicaría Norte, con el 10,8% del total. Por otra parte, las aportaciones de 35 hermandades de la Archidiócesis al Seminario Metropolitano han ascendido en 2021 a 90.530 euros. En el ejercicio anterior fueron dos más las hermandades que ayudaron con sus aportaciones al funcionamiento del Seminario, aunque con una cantidad inferior (79.145 euros) a la computada en 2021.

Monseñor Saiz ha cerrado esta comparecencia destacando la labor que ha desarrollado la Iglesia durante la pandemia, con mención especial para Cáritas Diocesana y las Cáritas parroquiales: "La crisis ha provocado unas necesidades más grandes y acuciantes, y la respuesta de los fieles ha sido proporcional, extraordinaria", ha añadido.

TE RECOMENDAMOS