Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Martes 09/08/2022
 

Sevilla

El Castillo de las Guardas, sin agua potable al menos hasta el viernes

Los vecinos de la localidad sevillana de El Castillo de las Guardas no tendrán agua potable al menos hasta el viernes por concentración de trihalometanos

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Los vecinos de la localidad sevillana de El Castillo de las Guardas no tendrán agua potable al menos hasta el próximo viernes, plazo que el Ayuntamiento se marca como el mínimo para que distintos análisis confirmen que la potabilidad del agua ha vuelto a sus niveles normales.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

La situación se mantiene desde el pasado viernes, cuando la Junta de Andalucía declaró no apta para el consumo humano el agua del núcleo urbano y de varias pedanías del mismo municipio, tras confirmarse una concentración superior a los límites normativos permitidos de trihalometanos.

Una situación que ha provocado que el Ayuntamiento, de emergencia, reparta agua embotellada entre la población, con el fin de garantizar el consumo en las viviendas, tanto en el núcleo principal como en las pedanías de La Aulaga, Cortecillas, Peroamigo, la urbanización residencial El Castillo, La Reserva y Archidona.

El alcalde, Gonzalo Domínguez, ha dicho a EFE que este lunes se realizó la primera muestra de agua para analizarla, "hoy se hará la segunda y mañana la tercera", con el fin de determinar si vuelve a la normalidad el nivel de trihalometanos.

El problema, según el regidor, es que cada muestra tarda al menos 48 horas en tener resultados fiables, con lo que, al necesitarse al menos tres distintas, la última no estará disponible al menos hasta el próximo viernes.

Si el viernes se tuviesen tres muestras ya "normales", se volvería a autorizar el consumo de agua con normalidad.

La declaración como agua no apta para el consumo humano significa que no debe ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí puede usarse para higiene personal y limpieza doméstica.

Esta medida se enmarca dentro del objetivo de mantener un nivel elevado de protección de la salud de la población afectada, dado que el riesgo de estas sustancias, que proceden de los procesos de desinfección del agua, a las concentraciones detectadas, se podría producir por un consumo muy prolongado.

TE RECOMENDAMOS