Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Martes 09/08/2022
 

Sevilla Paranormal

El enigma de las letras en la Sábana Santa de Turín

El último trabajo de Frale, sobre el sudario de Cristo, afirma que hay grabadas una serie de palabras pero el Vaticano y el mundo académico lo descarta

  • El enigma de las letras en la Sábana Santa de Turín.

El Sudario de Turín o Sábana Santa es una de las reliquias y objeto más venerado y estudiado de la cristiandad. Fruto de esas investigaciones y estudios, los investigadores, han podido acercar la historia del cuerpo del lienzo a la época de Jesús de Nazaret. La pregunta siempre flota: ¿es el cuerpo de Cristo?

A ciencia cierta no se pude afirmar nada con seguridad pero todos los indicios apuntan en esa dirección. El último trabajo presentado por Barbara Frale, sobre el sudario de Cristo, afirma que se encuentran grabadas una serie de palabras, estas nos hablan de Jesús. Pero, tanto el Vaticano como el mundo académico se muestran escépticos, y descartan esta hipótesis calificándola de fantasiosa.

Según la autora en la Sábana Santa, se encuentran grabadas algunas palabras, escritas en diferentes idiomas, que son del siglo I, e insiste en que la misma es la que envolvió el cuerpo de Cristo después de su crucifixión.

Con base a su estudio y a las comparaciones realizadas, está convencida de que las huellas son palabras que identifica de forma inequívoca el lienzo de la Sábana Santa, en él se encuentran palabras relativas al entierro de Yeshua ben Nazarani, más conocido como Jesús de Nazaret y asuntos relativos a la época. Según Frale ha encontrado palabras escritas en latín, griego y hebreo, en la que se pueden leer: “Jesús de Nazaret detenido en la noche, se reunirá con la muerte” junto a otras.

¿Cómo es posible que después de tantos siglos nadie se hubiere dado cuenta de esto? Todos los informes, incluidos los procedentes del Vaticano se muestran escépticos con respecto a esto. Monseñor Giuseppe Ghiberti, vicepresidente de la Comisión para la exposición de la Sábana Santa, dijo que estaba “muy sorprendido”, y que probablemente se trate de una obra sensacionalista con la que pretende su autora ganar dinero de forma fácil. Acerca de las entradas en varios idiomas, añade: “El único precedente que puede dar peso a esta hipótesis es el título de la cruz de Jesús, que estaba en varios idiomas.”

Pero el argumento no le convence. Informes de otros obispos, coinciden con Luciano Canfora, profesor de griego y latín en la Universidad de Bari en la especialidad de Filología, que comentó: “Creo que Barbara Frale aventuró en algo muy insidioso, y la riqueza de detalles ocultos en el sector del lino sugiere una falsa real “. Nadie ha hablado hasta ahora de la existencia de un texto oculto, ni nadie lo ha visto. Franco Cardini, medievalista y profesor de la Universidad de Florencia, comenta que Barbara Frale defiende la idea diciendo que “ella considera la evidencia como lógica y que daría pie a la autenticidad de la Sábana Santa”.

Bruno Barberis, director del Centro Internacional de Sindonología de Turín se muestra también escéptico y comenta que “Estos escritos nunca antes se han confirmado, y nadie ha visto nada excepto ella, lo que ella ha sacado, más que palabras parece una autentica enciclopedia”, esto es más pura ciencia ficción y fantasía que una realidad.

Los estudios se siguen realizando y tal vez pronto estemos en conocimiento de todos los detalles de las últimas horas del Hombre de la Sábana Santa.

El enigma de las letras en la Sábana Santa de Turín.

Las reliquias más codiciadas

Las reliquias que estuvieron en contacto con la figura de Jesucristo son, sin dudas, las más codiciadas en nuestros días y también en la antigüedad. Reliquias como la Sábana Santa, el Santo Grial, el Sudario de Oviedo y otras muchas son objetos venerados y discutidos. Quizás por qué la historia particular de cada uno de ellos los hace especialmente significativos o tienen lagunas históricas en su particular “biografía”… Las modernas técnicas de datación ayudan, en la actualidad, a determinar su edad y, quizás, sus realidad o falsedad.

Entre esto últimos tenemos a la Sábana Santa de Turín, custodiada en la ciudad italiana del mismo nombre y que se correspondería al lienzo de lino, de unos 4 metros de longitud, con la silueta de un cuerpo impresa en ella, y que según la tradición cristiana, José de Arimatea usó como mortaja de Jesús. Lo más sorprendente del lienzo es que, en él, aparece una especie de negativo fotográfico de una persona de 1,82 metros que presenta múltiples heridas similares a las que según cuenta la Historia sufrió Jesucristo en su Pasión.

Diferentes análisis han revelado otros datos desconcertantes: se ha encontrado restos de polen de plantas que existían en Palestina y que hoy día están extinguidas, así como otros fósiles que presentaban el mismo polen.

Lo más enigmático es la misteriosa la figura impresa en el tejido… Es el objeto más estudiado de toda la cristiandad. Pero… ¿Qué hacen tan especial al lino que, presuntamente, envolvió a Jesús de Nazaret? Estas son las razones que se dan cuando se habla de la Sábana Santa:

- En primer lugar está la famosa prueba del Carbono-14 que ha llegado a datar la Sábana entre los siglos XIII y XIV, pero los mismos científicos están de acuerdo en que estas pruebas tienen un 5% de probabilidades de error, y que en el caso que estudiamos, esas probabilidades aumentan puesto que la Sábana Santa ha ido acumulando restos de polen, polvo, etc. a lo largo de los siglos, mayor en el caso de un lienzo de tal tamaño. Por otro lado, también admiten que en el incendio provocado hace años, hubo de mojarse la Sábana y que el agua que empañó el lienzo podría haber afectado al estudio del C-14 que fue hecho con posterioridad.

- Por otro lado el negativo impresionado en el lienzo parece ser producto de una radiación que produjo una imagen tridimensional que sólo se observa con aparatos especiales. La radiación ocasionó quemaduras que determinaban incluso la distancia existente entre el cuerpo y la sábana. Los que apoyan la tesis de que se trató del cuerpo de Cristo aducen en este sentido que el mismo Pedro dijo que cuando fue al sepulcro allí estaba la Sábana pero sin el cuerpo en su interior como si hubiera desaparecido instantáneamente.

- Las marcas contenidas en la Sábana Santa son las que tendría un crucificado. Por ejemplo, las marcas de una corona de espinas.

- En cuanto a si se corresponde con la imagen de Jesucristo, habría que mencionar las coincidencias entre el hombre del lienzo y Jesús.

- No era demasiado habitual que se golpeara tan brutalmente a los que luego se crucificaban. En este caso de estudio, el hombre del lienzo recibió más de 1.000 heridas producto de muchos latigazos, como cuentan que hicieron con Jesús.

- Se ha demostrado que a la persona de la Sábana también le dieron una lanzada en el costado después de muerto.

- El hombre de la Sábana no llegó a descomponerse en ningún momento, lo que coincidiría con la historia de Jesús.

- Casi todos los crucificados se enterraban en fosas comunes, pero en este caso, el hombre del lienzo, que también se ha demostrado, como queda dicho, que fue crucificado, fue amortajado con especias aromáticas, tal y como cuenta la Biblia respecto de Jesús.

- También era costumbre que a los crucificados se les partiera las piernas. En nuestro caso, ni se le hizo a Jesús ni tampoco al hombre de la Sábana Santa.

Se podrían comentar muchos más factores coincidentes con una y otra figura, y determinar si ambos son la misma persona o no. No hay ninguna prueba fehaciente de que realmente sea Jesús quien estuviera en la Sábana de Turín, sino simples hechos coincidentes que según las creencias de uno u otro podrían inclinarnos hacia la veracidad de santidad del lienzo. Pero lo que resulta innegable es la importancia científica de este objeto, pues independientemente de que sea o no, su estudio ya ha levantado un misterio que tiene unas implicaciones dogmáticas trascendentales para los cristianos creyentes de la Resurrección.

¿Falsificación o realidad? Hoy día sabemos que el lienzo de Turín es tan inexplicable que si fuera lo primero sería casi tan milagroso como lo segundo… La Sábana Santa va más allá de la fe y de la razón. 

TE RECOMENDAMOS