El tiempo en: San Fernando
Miércoles 24/04/2024  

San Fernando

La innovadora iniciativa de un isleño: el maratón 'ilegal' que atraviesa la Bahía de Cádiz

A Pedro Pontiga, un corredor de maratones, le diagnosticaron una enfermedad. Para comprobar si aún podía continuar corriéndolas, se le ocurrió esta idea

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pontiga junto a sus escuderos. -
  • Se ofrece para colaborar con las autoridades y que en algún momento el maratón se pueda realizar de manera oficial

El pasado domingo 18 de febrero, mientras muchos aún se recuperaban de la resaca del segundo sábado de Carnaval y la atención se centraba en el Maratón de Sevilla, Pedro Pontiga, un cañaílla de 56 años, llevó a cabo una idea peculiar: organizar, con la colaboración de dos amigos y su hijo, el I Maratón 'Ilegal' Bahía de Cádiz, que atravesó San Fernando, Cádiz y Chiclana siguiendo la ruta del Eurovelo 8.

Este corredor popular, vinculado al Club Atlético Zebulón y activo en maratones europeos desde 2007, recibió el diagnóstico de hipotiroidismo autoinmune en febrero de 2022, lo que le ocasiona mayor fatiga y pérdida de energía al correr. A pesar de ello, Pontiga no quería renunciar a su pasión y, reflexionando sobre su situación, decidió llevar a cabo este maratón 'ilegal' para poner a prueba su capacidad de resistencia. "No me animaba a realizar una maratón oficial porque no sabía si mi cuerpo sería capaz de resistir cuatro horas de carrera. Así que opté por realizar este maratón 'ilegal' en la Bahía de Cádiz para evaluar si aún puedo seguir compitiendo", explica.

"No queríamos repetir partes del recorrido, por eso decidimos salir de La Isla"

La ayuda de Marcelo y Dani, sus amigos del Club Zebulón, quienes lo escoltaron en bicicleta proporcionándole avituallamiento, animándolo y grabándolo, fue crucial para completar el recorrido en casi 4 horas. Aunque admite que el tiempo no era su principal preocupación, Pontiga se muestra satisfecho con haber completado la prueba y poder seguir preparándose para futuros desafíos. "La meta era mantener un ritmo de 5:40 min/km, y gracias al viento de levante en los últimos 8 km desde Chiclana, incluso lo mejoré a 5:39 min/km. Estoy muy contento; sobre todo por haberlo terminado y confirmar que aún puedo seguir entrenando para nuevas maratones", confiesa con una voz radiante que denota el entusiasmo de un 'rookie' en una entrevista para Radio La Isla.

A diferencia de las maratones convencionales, que suelen realizarse en una sola ciudad, el perímetro de San Fernando (22 km) no era suficiente para el desafío planteado, lo que llevó a Pontiga a aprovechar la ruta del Eurovelo 8 y atravesar tres ciudades distintas. "No queríamos repetir partes del recorrido, por eso decidimos salir de La Isla y realizar la travesía por este circuito", explica.

"Espero que esto haya servido como semilla para que algún día se lleve a cabo de manera oficial"

Pontiga resalta la innovación y originalidad de su propuesta al diseñar un maratón que atraviesa tres ciudades diferentes, atravesando además un Parque Natural, con solo el 20% de la ruta sobre asfalto. Además, destaca la impresionante belleza de los paisajes a lo largo del recorrido y menciona las numerosas ideas que surgieron durante la travesía para perfeccionar la ruta, discutidas con sus fieles amigos.

"¿Qué mejor manera de celebrar la finalización de un maratón que con un bocadillo de chorizo y una cervecita?"

Pedro no tiene objeciones en ceder su idea a las autoridades para que este maratón pueda celebrarse oficialmente en el futuro, permitiendo que más corredores puedan disfrutar de la idea. De hecho, revela que tras publicar un vídeo en redes sociales, ha recibido mensajes de personas interesadas en repetir la experiencia junto a él. "Por supuesto, habría que ajustar algunos detalles, ya que no es lo mismo correr solo que en grupo. Pero espero que este evento haya servido como semilla", declara.

Este isleño completó los 42,16 km desde el mismo punto de partida del que salió, la iglesia del Parque, acompañado por buenos amigos y brindando con una bebida isotónica un tanto especial. "Que me perdonen los nutricionistas, pero ¿qué mejor manera de celebrar un maratón que con un bocadillo de chorizo y una cervecita? Si alguna vez este maratón se convierte en una realidad, deberían ofrecer esto como premio al finalizar la carrera", concluye entre risas.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN