El tiempo en: San Fernando
Sábado 25/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

San Fernando

Antonio Santana hace historia para la halterofilia isleña con el subcampeonato de España

El integrante del Club Halterofilia San Fernando participó el pasado fin de semana en el Absoluto celebrado en Huércal de Almería

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Antonio Santana. -

El pasado sábado, 20 de mayo, se celebró en las instalaciones del Polideportivo Municipal Paco Navarro, en Huércal de Almería, el Campeonato de España Absoluto de halterofilia, cita reservada para los mejores halteras del país. En concreto, participaron 93 chicas y 84 chicos de todas las edades y que acreditaban las mejores marcas nacionales. Entre los deportistas participantes estaban los olímpicos David Sánchez o Atenery Hernández.

Justo 30 días habían transcurrido desde que el levantador del Club Halterofilia San Fernando (CHSF), Antonio Santana Otero, en el Campeonato de Andalucía Absoluto, quedara campeón en su categoría de +109 kilos de peso corporal y consiguiera su clasificación para el nacional. En este mismo torneo obtuvo de igual forma la clasificación su gran rival, el gallego de origen almeriense Javier Rodríguez Moreno, brindando al público asistente un bonito duelo.

Abrió la sesión del nacional la categoría de hasta 89 kilos de peso corporal, no entrando en acción los chicos más pesados hasta pasadas las 09:30 horas. Lo hizo primero Javier, fallando su primer intento con 130 kilos, siguiéndole posteriormente Antonio con el mismo peso y resultado, lo que presagiaba una competición táctica y ajustada. En el siguiente intento, los dos halteras supieron controlar sus nervios marcando el primer válido de la competición. Lorenzo Duro, entrenador del CHSF, quiso asegurar el tercer intento de Antonio en la modalidad de arrancada, solicitando a los jueces un incremento en la barra de tres kilos, los cuales fueron levantados de forma elegante e impecable por Antonio; mientras tanto, su rival apostó por dos kilos más adicionales, los cuales levantó sin mayor problema, obteniendo ese botín para la segunda parte de la competición, la modalidad de dos tiempos.

La batalla táctica de los entrenadores no había hecho más que comenzar, y Santana sabía que partía con una desventaja de dos kilos. No obstante, y aunque el gallego fijó su salida en 165 kilos en este tramo de la competición, el isleño quiso asegurar su primer levantamiento, realizando un levantamiento inmaculado de 160 kilos. Posteriormente, el gallego fallaba con su peso de salida, cambiando los nervios y la ventaja adquirida con anterioridad en la arrancada de atleta.

Lorenzo observaba con atención el videomarcador, mientras que el gallego no fallaba en su segundo intento y levantaba los 165 kilos cargados en la barra, recuperando de esta forma el liderato. Era el turno de Antonio, con su segundo levantamiento con 168 kilos, los cual realizó no sin cierto suspense, ya que, aunque uno de los jueces de la competición marco nulo, el levantamiento se consideró por los otros dos jueces presentes como válido, devolviéndole de nuevo a la primera posición.

La partida de ajedrez llegaba a su fin, y el último levantamiento marcaría el ganador.  En esta ocasión el gallego no quiso arriesgar y solicitó 170 kilos, los cuales levantó de forma muy meritoria. Mientras tanto, Antonio sabía que la suerte estaba echada, y que 173 kilos era lo que necesitaba para proclamarse campeón de España.

Su caminar decidido y su rostro concentrado presagiaban que algo importante estaba a punto de ocurrir; a falta de 41 segundos, Antonio fijaba los pies en la tarima y, de forma impecable y con gran autoridad realizaba la cargada y se acomodaba la barra en los hombros. La mitad del trabajo estaba hecho, y sería el yerk o envión, el que determinaría el ganador. Llenándose de aire los pulmones, cogió impulso y elevó los 173 kilos a lo más alto del pabellón, sintiendo una alegría infinita; no obstante, esta vez la suerte no estuvo de su lado, y un indeseable sonido de chicharra anunció que los jueces de la competición consideraban su levantamiento como nulo, volando el oro hacía tierras gallegas.

Y así se escribe la historia en este deporte, la Halterofilia: un kilo, una decisión arbitral, una estrategia, una fracción de segundo, mucha técnica, mucha fuerza y mucha entrega. Y así fue la exhibición de estos dos grandes levantadores. Entre grandes aplausos, Javier y Antonio, Antonio y Javier deleitaron a los espectadores que abarrotaban el pabellón dando lo mejor con su pugna en la tarima. Javier, campeón y Antonio subcampeón, los dos se emplazaron para el año que viene, que a buen seguro volverán a verse las caras dando lo mejor de ambos.

Tras finalizar la competición, Lorenzo Duro recalcó que este subcampeonato de España es el mejor resultado que el CHSF ha obtenido nunca en la categoría reina de la Halterofilia Nacional. El cinco puesto conseguido hace unos años por Moisés Bernal -SúperMoi- y que en su día supo a gloria, quedaba pequeño ante este gran resultado.

Pero la temporada no ha finalizado, y el próximo fin de semana los benjamines del club se darán cita en Salamanca en el Campeonato de España sub-15, partiendo de unas posiciones envidiables para la lucha por las medallas.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN