Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Miércoles 06/07/2022  

San Fernando

Prisión para un cabo del TEAR que alteró una muestra de orina en un control antidroga

El TS ha confirmado la condena de seis meses de prisión a un soldado que manipuló unas muestras de orina porque "sabía que iba a dar positivo" por cocaína

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El Tercio de Armada.

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de seis meses de prisión a un soldado que manipuló unas muestras de orina porque "sabía que iba a dar positivo" por cocaína en un control antidrogas que se realizó en San Fernando (Cádiz).

La Sala de lo Militar del alto tribunal ha dictado una sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, que desestima el recurso del cabo de Infantería de Marina contra la resolución del Tribunal Militar Territorial Segundo, que le condenó por un delito de deslealtad.

Los hechos ocurrieron el 9 de julio de 2020 en la enfermería del Tercio de Armada en San Fernando (Cádiz), durante un control de muestras de orina dentro del Plan Antidroga de la Armada.

Allí, la soldado responsable del proceso de recogida de la muestra de orina le entregó al condenado un vaso con tres tubos y este se desplazó a la zona dispuesta para realizar la micción.

Fue entonces cuando al trasvasar el contenido del vaso de orina en los tres tubos previamente entregados, el cabo hizo un gesto extraño, alargando el brazo hacia adelante donde había un rollo de papel con otro objeto, lo que llamó la atención de la soldado.

Acto seguido, la soldado encontró en el cubo de basura dos vasos, perfectamente encajados, lo que le hizo sospechar de que el cabo había manipulado o alterado las muestras, de manera que siguiendo el protocolo de Sanidad informó a su capitán, quien ordenó que el cabo se sometiera a una segunda prueba, esta vez con un testigo.

Una vez analizadas las dos muestras, la primera muestra dio negativo pero la segunda dio positivo en cocaína, como así confirmó después el Instituto de Toxicología de Defensa.

En su recurso, el soldado sostuvo que "no había prueba de cargo suficiente" tildando de "casualidad", que los dos vasos se encontraran en una papelera, algo "posible físicamente".

Pero la Sala confirma la condena por una serie de indicios acreditados como las sospechas fundadas de la soldado y el reconocimiento del acusado de haber consumido drogas previamente a la prueba, quien en el turno de última palabra en el juicio admitió que había consumido drogas y "que sabía que iba a dar positivo".

A ello se suma el resultado antagónico de los análisis de las dos muestras, sin que se haya llegado a poder determinar si el contenido de la primera fue adulterado por el propio acusado o provenía de una tercera persona siendo incompatibles que ambas pudieran ser extraídas de una misma persona con tan escasa diferencia temporal.

TE RECOMENDAMOS