Quantcast
El tiempo en: San Fernando
23/01/2022  

Málaga

Más de 2.000 peticiones para el ERE de Unicaja, 500 más de las fijadas

La empresa pretende dar de baja a 1.513 trabajadores, pero ya se han apuntado más de dos millares

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Central de Unicaja.

Las peticiones de los empleados de Unicaja para acogerse al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que llevará a cabo el banco superan las 2.000 en el último día del plazo de un mes, por lo que la entidad –que pretende dar de baja a 1.513 trabajadores- tendrá que descartar a unas 500 personas.

Los sindicatos CCOO, UGT y CIC –que engloba a SUMA-T, STC y SIBANK- han dado a conocer que a mediodía de este viernes se habían producido 2.032 adhesiones de trabajadores que se han ofrecido voluntariamente a salir de la plantilla aceptando así las condiciones del ERE.

Los interesados en acogerse debían formular su adhesión por escrito desde el 15 de diciembre de 2021 hasta 15 de enero de 2022, por lo hasta la madrugada del 15 está abierto el plazo y las cifras todavía pueden aumentar, según señalan a Efe fuentes sindicales.

 A partir de este sábado la empresa tendrá otro mes más para confirmar si los trabajadores que se han acogido a estas medidas cumplen los requisitos y descartar a medio millar teniendo en cuenta los criterios establecidos en el acuerdo que Unicaja y sindicatos alcanzaron el pasado 3 de diciembre.

Para el secretario general de CIC, Jesús Barbosa, “se ha conseguido el objetivo de que todas las extinciones de trabajo fueran voluntarias”, lo que a su juicio “es la mejor respuesta de la plantilla a un trabajo bien realizado” por los sindicatos a la hora de negociar el ERE, ha asegurado a Efe.

El secretario general de UGT Unicaja, Rubén Miguel de Andrés, ha manifestado que “algo está fallando en esta empresa cuando tanta gente quiere abandonarla” y que este número de adhesiones demuestra que “las condiciones laborales en las que estamos actuando actualmente son muy desfavorables”.

La adhesión voluntaria era el principal argumento de las organizaciones sindicales a la hora de negociar con la entidad el proceso de despido colectivo, traslados y homologación de condiciones de trabajo.

Unicaja pretende el cierre de 395 oficinas y dar de baja a casi 2.700 empleados dado que a los 1.513 despidos contemplados en el ERE se suman unas 1.200 prejubilaciones, 730 que estaban en excedencia en Liberbank y 437 de la antigua Unicaja Banco con los que se ha alcanzado un acuerdo.

Esta negociación del ERE se ha llevado a cabo tras la fusión de Unicaja Banco y Liberbank, que supuso la creación del quinto banco del país, con un volumen actual de activos cercanos a los 110.000 millones, más de 4,5 millones de clientes y aproximadamente unas 1.400 oficinas. 

TE RECOMENDAMOS