El tiempo en: San Fernando
14/07/2024  

Rota

Exclusiva

Pepi García: "hay momentos en los que una piensa en tirar la toalla"

"Lo único que espero es que esto siga adelante y no se vuelva a la gestora y que haya un grupo de hermanos que luchen por ello"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La Hermandad del Amor tiene fijada su estación de penitencia en el Lunes Santo, saliendo por primera vez el 19 de marzo de 2006 con la Virgen de la Esperanza. Hoy, además de esta imagen, también procesiona junto con el Santísimo Cristo del Amor, realizando su salida y recogida desde la Parroquia Nuestra Señora del Carmen. Su Hermana Mayor es Pepi García, quien finaliza mandato este mismo año y pretende no presentar candidatura , pero seguirá trabajando por y para la Hermandad.

Haciendo una observación del panorama general, ¿cómo mejoraría la Semana Santa roteña?

Bien, a mi me gustaría mencionar el punto y final que nos vincula con la salida procesional de este año con el Resucitado a nuestro cargo con la salida procesional a primera hora de la mañana. Pero al final tampoco ha sido decisión nuestra. Esa imagen no es nuestra. Hay que tener en cuenta que el dinero invertido en la salida del Resucitado nos limita mucho.

La realidad es que esta imagen pertenece al Consejo de Hermandades y Cofradías de Rota, quien se encargó de su realización en el año 2000. Si el Resucitado pertenece a todas las hermandades lo más lógico es que cada año una Hermandad diferente corra con los gastos de su salida procesional. El problema es que no todas las hermandades quieren hacerse cargo.

¿Ve usted una evolución dentro de la Semana Santa roteña?

Hay una evolución notable. Bien es cierto que considero que antes había un mayor respeto a los titulares en las calles. Veo que cuando personas cruzan por medio de un cortejo supone una falta grave de respeto y no ocurría.

¿Qué supone ser Hermana Mayor?

Primero de todo he de decir que fue un cargo casi "impuesto", en realidad fue una sorpresa porque en la presente legislatura de la Junta de Gobierno cuando fuimos a presentarnos no era yo la primera opción sino que mi intención era ser un apoyo del candidato a Hermano Mayor, sin embargo, en el mismo día que nos explicaron cuáles iban a ser nuestras funciones la persona que iba asumir el cargo decidió no seguir adelante, quedándome con este cargo y la correspondiente reorganización.

Por lo tanto fue una sorpresa. Pero, quise afrontar el reto porque ha supuesto ser la primera Hermana Mayor de penitencia en Rota. Es cierto que este cargo tiene muchas trabas a lo largo del año en diferentes aspectos, ha habido veces que he sentido menosprecio a mis posturas por ser mujer. Pero, por suerte, esa situación ha cambiado y hay muy buen trato entre los hermanos mayores actuales. Para cualquier cosa siempre nos están apoyando y animando porque hay momentos en los que una piensa en tirar la toalla. Además, durante mi candidatura he sentido un gran respaldo de las mujeres de nuestra Hermandad.

¿Cuál es la mayor dificultad del cargo?

Enfrentarte a las decisiones ante las respuestas del pueblo o bien de la propia Junta. Cuando se toman decisiones si no hay un empate en las cuestiones votadas no predomina mi figura sobre el resto, en muchas ocasiones han propuesto ideas que han salido adelante sin mi voto y al tiempo me han dado la razón de haber sido un error. Por lo tanto considero que este cargo debería tener más peso en la toma de decisiones.

¿Y lo más gratificante?

Para mí estar al servicio de mis imágenes. Yo he trabajado por ellas durante toda mi vida y seguiré haciéndolo.

Pasemos a la actividad de los hermanos, ¿cómo es su grado de implicación?

La verdad es que no puedo quejarme porque siempre están todos a una para cualquier cosa que se les pida. El otro día para el traslado de los pasos se pidió colaboración y respondieron de inmediato. Muchas hermanas renuncian a su tiempo libre para participar en la confección de túnicas. Es cierto que podría haber una poca más de participación, pero no puedo quejarme por todo lo vivido.

¿Y la juventud?

El papel de la juventud está experimentando un incremento dentro de la Hermandad de nuevo. De por sí suelo estar mucho con ellos, pero vemos una mayor implicación en nuestros jóvenes desde montar un culto hasta preparar la salida...

Volvamos a la Semana Santa como tal, ¿qué momento recomendaría a cualquier persona de su estación de penitencia?

Las entradas en las diferentes capillas es muy especial. Son momentos irrepetibles y de gran valor y atractivo. Destacaría, cuando fui costalera, que San Roque es uno de los punto clave junto a Caridad para disfrutar. Además, no podemos olvidarnos de la cuesta del Barrio.

Dividiendo a su persona como hermana corriente y Hermana Mayor, ¿cuáles diría que son sus momentos favoritos en ambas versiones?

Como Hermana Mayor, aunque me considere una más dentro de la Hermandad, me gusta que mantengamos la compostura en todas nuestras intervenciones públicas. Además, suelo estar muy pendiente a los mínimos detalles que puedan involucrar algún tipo de accidente físico porque considero que es mi responsabilidad como Hermana Mayor. Pero, ya esa preocupación la sentía cuando no ostentaba este cargo.

¿Considera necesaria una mayor formación dentro de las hermandades?

Sí, creo que sí. Hemos tenido varios conflictos con los sacerdotes porque nos indicaban que no nos correspondían los cursos de formación impartidos en la Parroquia de Nuestra Señora de la O, pero sí en el Carmen no hay cursos cofrades... Veo incluso una mayor implicación en formación de los jóvenes.

¿Qué novedades presentáis para esta Semana Santa?

Este año, Óscar Ignacio Gallego Soto hizo entrega a nuestra Hermandad un broche en oro de 18 quilates con cinco gemas de Ctrino y una Moissanita natural engarzadas, cuyo diseño ha sido aportado por el mismo donante, al igual que el material usado en la confección del broche. El trabajo ha sido realizado por la Joyería Lunié y dicha joya quedará en el patrimonio de nuestra Hermandad.

El Cristo lleva tres potencias nueves procedentes de la donación de los hermanos y el grupo de capataces. Los guardabrisas este año son de San Juan Evangelista del Nazareno como en años anteriores, sí que estrenamos Palermos en el Cristo y es donación de Santiago Riezu Córdoba,y están hechos en una Orfebrería de Córdoba.

Para cerrar esta entrevista, ¿qué planes de futuro tenéis para la Hermandad?

Ahora mismo hay que esperar a la elección de nuevo Hermano Mayor en septiembre, en el cual dejo mi cargo a disposición de los hermanos, a priori se presenta una candidatura a la que espero que los hermanos lo apoyen porque son personas de confianza para seguir creciendo. Lo único que espero es que esto siga adelante y no se vuelva a la gestora y que haya un grupo de hermanos que luchen por ello.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN