El tiempo en: San Fernando
Martes 16/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Rota

Exclusiva

Antonio Barba: "esta Hermandad tiene que recuperar lo añejo"

"Considero que estamos recuperando a la juventud en su implicación en la vida de la Hermandad"

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Alrededor de 1644 en el Convento de la Santa Veracruz de Mercedarios Descalzos nacía la Hermandad del Nazarero y desde la Parroquia de Nuestra Señora de la O con sus dos titulares: Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Amargura. Antonio Barba es el Hermano Mayor de esta Hermandad que hace su salida procesional durante la madrugada del Viernes Santo.

¿Que necesitaría la Semana Santa roteña para mejorar?

Es cierto que la Semana Santa de Rota es una Semana Santa pequeña y muy pecualiar que cuenta con una magnífica imaginería. Además con un patrimonio inmenso. El problema que existe dentro de la Semana Santa roteña es que salimos mucho fuera y eso impide que le demos el valor que merece nuestra Semana Santa. Estamos dejando de lado nuestra Semana Santa y no es muy alagador para nosotros los cofrades que trabajamos en las hermandades. Deberíamos poner en valor nuestra Semana Mayor.

Si hacemos una mirada al pasado, ¿qué recuperaría para la Semana Santa actual?

En el caso de nuestra Hermandad, a mi me gusta recuperar lo antiguo. Lo considero una pieza fundamental porque el Nazareno tiene su propia ideosincrasía, su forma de procesionar, su emotivo momento en el que nos postramos ante los mayores. Había arraigada una antipatía a los hermanos y a los hermanos hay que cuidarlos mucho porque hoy la vida joven en las hermandades es muy diferente a lo que yo he vivido en mi época.

Pero por suerte lo estamos recuperando. Estamos haciendo hincapié en ayudar más a los hermanos ya que no es viable mantener riñas, además, tenemos que mimar a las nuevas generaciones. Nosotros contamos con una buena cifra de niños con más de 50. Debemos inculcarles nuestro valores, introducirlos en la pavera, hay que ir formando a los más pequeños para poder tener una buena cantera.

¿Considera que hay una evolución en la Semana Santa roteña?

Sí, creo que todas las hermandades estamos poniendo nuestro granito de arena para realzar la Semana Santa roteña. Aunque es cierto que cada vez cuesta más conseguir más hermanos en el cortejo, está costando ampliarlo. Tenemos cortejos muy serios en Rota, la gente de aquí tiene un gran respeto y eso parte desde las hermandades.

Mencionaba a la juventud, ¿cómo valora el papel que tiene la juventud en su Hermandad?

Considero que estamos recuperando a la juventud en su implicación en la vida de la Hermandad, al menos desde que iniciamos nuestra Junta de Gobierno. No podemos dejar de mencionar a la banda de música en el papel de la juventud porque es un elemento prioritario para nosotros ya que supone una cantera de niños de alrededor 40 o 50 desde las 16:00 en la Hermandad. También en mayordomía tenemos una buena cifra de jóvenes.

Recuerdo una actividad para los niños hace poco donde intentamos en una especie de camino procesional hasta la Parroquia de Nuestra Señora de la O para explicarles la pasión de Cristo y la Semana Santa a modo de cuentos para posteriormente volver a la Casa Hermandad y darles su correspondiente merienda. Todo eso hay que ir cuidándolo y creo que en mi Hermandad lo estamos consiguiendo.

Y en términos generales, ¿cuál es el grado de implicación de los hermanos en su Hermandad?

Hay una gran implicación y comportamiento de todos. Para que comprendas el grado de compromiso de nuestros hermanos, cuando llegan las Navidades solemos hacer zambombas con una barra y tenemos que pedir a muchas personas que salgan de la barra de servicio para evitar aglomeraciones y entorpecernos. Lo mismo ocurre en la Mejilloná, en la Casa Hermandad hay actividad todo el día. Si no están limpiando enceres o están con otras labores.

Además, intentamos abrirle las puertas a todo el mundo y hacer que se sientan en casa porque eso es fundamental. Es más, este año llevamos 130 hermanos más, nos hemos visto en la necesidad de crear tres tramos más de penitentes con lo difícil que está siendo en estos tiempos.

Pongamos el foco en el cargo que desempeña, ¿qué supone ser Hermano Mayor?

Es un compromiso muy grande y más en esta Hermandad porque es la Hermandad del pueblo. La peculiaridad es que la persona que no sea hermano, considera al Nazareno como suyo. Entonces, todos estamos en el foco constante del pueblo.

Entonces, ¿cuál diría que es la mayor dificultad del cargo?

Aguantar las críticas porque te llevas todo el año trabajando, haciendo las cosas bien, quitando horas de tu vida a tu familia y después te critican y tienes que callarte la boca.

¿Y lo más gratificante?

Para mí en la noche de la madrugada, cuando los dos pasos se postran a nuestros mayores. Nosotros intentamos que tanto Nuestro Padre Jesús Nazareno como María Santísima de la Amargura se detienen en los balcones para que nuestros mayores puedan disfrutarles. Me encanta. Supone una emoción indescriptible, es impensable no emocionarse al imaginarlo.

Ahora bien, las transformaciones en diferentes puntos del centro de la ciudad con obras suponen un desajuste para muchos, ¿cómo os influye?

Lo tenemos todo previsto, cuando nos sugirieron adoptar en nuestro itinerario el tramo de la Costilla hemos tenido que reducir el recorrido por la parte de arriba del pueblo y, muy a mi pesar, hemos tenido que renunciar a coger por el Salvador que tanto hermanos nos reciben por aquella zona. Entonces, hemos tenido que recortar por esa zona ya que queremos enfrentar los pasos en la glorieta de los donantes y tomar la avenida Príncipes de España como se ha hecho tradicionalmente para ofrecer ambos pasos a la Residencia de Mayores.

Es cierto que el recorrido se ha visto modificado varias veces y aún no está cerrado del todo porque a nosotros nos gustaría poder procesionar por el tramo donde avanza desde María Auxiliadora hasta San Roque. Hay una opción presentada por el Ayuntamiento que aún no está claro. Intento mantener conversaciones constantes con los operarios de obra y miembros de la Coorporación Municipal. Si ese tramo consigue ser accesible bien, pero hasta cerrar esta semana mantenemos conversaciones.

Otro tramo complejo es el del Pozo de la Villa al ser innaccesible y hemos tenido que sustituirlo por Pedro de la O, donde nos han facilitado por parte del Ayuntamiento para una estación procesional y de penitencia óptimas. Además, ese tramo va a ser muy cofrade, como yo suelo decir, porque hay varias calles estrechas. Estos puntos que te menciono son los que se han visto afectados por las obras.

¿Cómo es la vida durante todo el año en la Hermandad del Nazareno?

Nosotros no paramos en todo el año desde que termina la Semana Santa tenemos cosas que hacer porque puedes pasar sobre dos meses para limpiar enceres, desmontar, varas... La vida es constante, por ejemplo, estamos en verano y estamos haciendo cosas. La banda de música funciona durante todo el año, secretería también. Puede haber personas que piensen que aquí no hay vida, pero para nada. Las puertas de la Casa Hermandad siempre están abiertas, al menos es lo que intento desde que ocupo mi cargo de Hermano Mayor.

No puedo olvidarme de las costureras que están todo el años. Es más, mucha gente ha tenido grandes dificultades para encontrar túnicas o personas que les cosieran las túnicas y aún con la labor de nuestras costureras hay que resaltar que no se viste más gente porque no hay costureras en Rota para tantas túnicas para conseguir estar en fecha. Si hubiese más túnicas se vestiría más gente.

Demos un salto y abordemos una cuestión de gran interés, ¿necesitan las hermandades mayor formación?

Sí, tanto cristiana como cofrade. Últimamente gracias al párroco lo estamos recuperando, aunque la formación es una labor del Hermano Mayor, debemos exigir, como hace el Obispado, la formación cristiana y cofrade. 

¿Hay una pérdida de tradición cofrade?

En nuestro caso tengo que decir que hemos conseguido sumar 140 altas más de hermanos. Quizás es por cultura que muchos padres vienen a apuntar a sus hijos recién nacidos como hermanos. Pero, repito, para conseguir esto se requiere una buena labor por la Junta que esté para mimar a nuestros pequeños.

Si dividiéramos su función como hermano y Hermano Mayor, ¿cuál sería su momento favorito en esos dos papeles dentro de la Semana Santa?

Yo realmente disfruto de todas las hermandades, de todos los titulares con sus particularidades y momentos puntuales. Aunque, mi madrugada es algo especial porque lo he ido alimentando desde mi infancia viendo las kilométricas colas de penitentes desde un patio de vecinos y ver el respeto que imponía el Nazareno a esos mayores. Cada día tiene su encanto, pero mi madrugada es mi madrugada y la mañana.

¿Novedades para este año?

El nuevo recorrido. Sin embargo no llevamos estrenos, es cierto que vamos a incluirle al Cirineo un egipcio sumado a los pantalones cortes que ya lleva para realzar su estética.

Para concluir, ¿planes de futuro?

Cuando comencé mis objetivos eran claros: unificar la Hermandad, la realización del museo, el azulejo y la reparación de la capilla. Proyectos que tenemos ahora en mente, el manto de la Virgen que es a largo plazo con el permiso de la Junta. Pero queremos seguir sacando más iniciativas y, sobre todo, seguir inculcando nuestros valores a los hermanos para invitarles a que vengan, trabaje, y ayuden. Siempre con lo añejo, esta Hermandad tiene que recuperar lo añejo.

 

 

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN