Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Miércoles 17/08/2022
 

Mamá Pedagoga

Educando en positivo

Os invito a que os sentéis a pensar qué tipo de crianza queréis dar a vuestros hijos/as, qué valores les queréis transmitir y desde la calma, el control...

Publicado: 07/02/2022 ·
09:17
· Actualizado: 07/02/2022 · 09:17
  • Para educar niños y adolescentes seguros y confiados en sí mismos es crucial las referencias o modelos que les ofrezcamos.
Autor

Claudia Flor Cana

Directora del Centro Psicopedagógico Avanzamos (en Vejer). Licenciada en Pedagogía, experta en Psicología de la Educación y mamá de la pequeña Claudia

Mamá Pedagoga

Rinconcito dedicado a la Pedagogía, donde trataremos temas de actualidad sobre la importancia de educar con “sentido común” y todo lo que conlleva ser mamá (trabajadora)

VISITAR BLOG

Por qué hablan los profesionales de educar en positivo? ¿qué hay de positivo en ello?

En la sociedad existen diferentes figuras de padres y madres, unos son más permisivos, otros más autoritarios. Unos dialogan más con sus hijos y otros exigen y ordenan. Como se suele decir: “ni tanto ni tan poco”. A la hora de educar hay que tener muy presente el sentido común, la calma y paciencia, que en millones de ocasiones nos falla.

Cuando le decimos a un compañero de trabajo que algo no está haciendo bien, ¿cómo lo hacemos? ¿gritando? ¿alterados? Simplemente se lo indicamos, dialogamos con él, en cambio a nuestros a hijos, en determinadas ocasiones lo hacemos perdiendo los nervios, chillando y con actitud desesperante. Evidentemente, todo depende de muchos factores; de sí ya se lo hemos dicho con anterioridad, de si no es capaz de corregirse, de la edad del niño/a, etcétera.

Y, los castigos ¿Realmente son beneficiosos?

Según los expertos, los castigos no funcionan a largo plazo. ¿Cuántas veces habéis castigado y castigado...? y, sigue haciéndolo, ¿quizás sea porque no está funcionando el castigarle? Para ello, debemos tener en cuenta otros factores y al propio niño/a.

Debe existir una relación entre la conducta y la consecuencia. “Si no te comes el pescado, no te dejo el móvil”, no está relacionado, por ejemplo. Realmente, el niños/a no está aprendiendo de su conducta con la consecuencia.

Y ello, se puede llegar a convertir en “Haré lo que me pidas a cambio de algo”.

Por otro lado, tenemos el famoso “rincón de pensar”, el cual, fue creado realmente, para los momentos en el que los padres perdemos los nervios y así mientras el niño/a está quieto, los padres pueden pensar y recuperar la calma. Sorprendente ¿verdad? Este rincón tampoco tiene ningún beneficio hacia los niños, ¿creéis que realmente están pensando por si solos sobre lo mal que se han portado? O ¿estarán aumentando su rabia, su ira, ...y lo malos que son sus padres castigándolos....? Busquen recursos; hablándoles del tema, de porque no está bien lo que han hecho, las repercusiones que puede tener ese acto, la necesidad de no volverlo a hacer, cómo se sienten, cómo se sentirían si…

Os invito a que os sentéis a pensar qué tipo de crianza queréis dar a vuestros hijos/as, qué valores les queréis transmitir y desde la calma, el control y la disciplina, lo hagáis. Evidentemente, no hay una fórmula exacta, como en las matemáticas, ello depende de muchas variantes y sobre todo de vuestra elección. Pero tened en cuenta, que educar en positivo, dotarlos de una correcta autoestima, fomentar su autonomía, dialogar, ser modelos de ellos, ayudarlos a comprender y gestionar sus emociones... es un gran paso para educar a futuras personas adultas.

TE RECOMENDAMOS