Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Jueves 18/08/2022
 

La Pasión no acaba

Palabra de honor

Eres tú, azahar valiente y caprichoso, el anuncio que convence a la tarde, la señal de todas las señales, el faro blanco de los mares de la fe. Qué hermoso...

Publicado: 03/03/2022 ·
08:52
· Actualizado: 03/03/2022 · 08:52
  • Gabriel Rufián.
Autor

Víctor García-Rayo

El periodista Víctor García-Rayo es el presentador y director del programa La Pasión de 7TV Andalucía

La Pasión no acaba

Dedicado al alma de

VISITAR BLOG

Eres tú, azahar valiente y caprichoso, el anuncio que convence a la tarde, la señal de todas las señales, el faro blanco de los mares de la fe. Qué hermoso vuelo el tuyo del naranjo al suelo, qué olor éste que me recuerda que todo está, otra vez, a punto de cumplirse.

En este espectáculo para los sentidos anda metida mi cabeza cuando la voz desafortunada de Gabriel Rufián me saca de mi cielo. En mis radiocascos sostiene el político radical una afirmación que me hace regresar a la tierra. Rufián está diciendo algo así como "La OTAN no es el séptimo de Caballería. Que Putin sea un sátrapa no convierte a la OTAN en un ejército de liberación". Y entonces le escucho hablar - a Rufián, si- de convivencia y humanidad, de paz. De sistema de igualdades. Le escucho hablar en el estrado del Congreso de los Diputados del uso de la palabra y del honor, del respeto a las normas y la convivencia. Que sí. A Rufián.

Y regreso al azahar dormido en las aceras, yacente en los alcorques, viviendo y muriendo, agotando su existencia al margen de dimes y diretes, de prisas y mentiras, de tontos (y tontas) y de personas que dicen una cosa y practican otra. Regreso al azahar que parece jugar con las horas, las tuyas y las mías, al aroma de los versos de la ciudad.

Pero insiste Rufián y me reta. Estoy a punto de sacarme los cascos. Dice que cree en el diálogo y en la paz, que el mundo entero tiene ahora la obsesión de atacar al líder ruso, pero que occidente (y mucho menos EEUU) no es quien para autoproclamarse nada. Que la violencia es y debe ser siempre el último recurso y que la palabra y el honor son valores fundamentales. Rufián afrontando este universo pacífico, blandiendo la bandera del cumplimiento normativo es algo tan llamativo como vomitivo.

Hago un último intento por regresar a los naranjos, sé bien lo que se acerca y mi corazón conoce que apenas restan unos días para alcanzar esa meta que cada primavera nos ofrece esta suerte nuestra de vivir en la ciudad más hermosa del mundo. El fondo de la imagen verde que ven mis ojos es la piedra de la Catedral. Soy consciente. Todo se acerca y lo sé.

Aparece por última vez -no lo soportaré más- la voz de Gabriel Rufián en el Congreso de los Diputados. Dice que el último recurso ha de ser la violencia, que no entiende que alguien se tome la justicia por su mano y adopte decisiones unilaterales que afectan a la convivencia. Y no pude más.

Mientras miraba el azahar, que cada año cumple con su palabra (nunca dada pero de honor) pensé en la enorme capacidad de los políticos de proclamar una cosa y hacer siempre la contraria.

TE RECOMENDAMOS