Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Martes 09/08/2022
 

La novena provincia

¿No hay daños personales?.

"He perdido todo, no tengo nada, soy un muerto en vida". Esa es la realidad. Los palmeros con sus casas sepultadas, con recuerdos sepultados, vidas destrozadas

Publicado: 25/09/2021 ·
19:12
· Actualizado: 25/09/2021 · 19:12
Autor

Patricio González

Ingeniero Técnico Naval. Fue alcalde de Algeciras durante doce años (1991-2003). Ha publicado un total de 14 libros

La novena provincia

Espacio dedicado a la problemática del Campo de Gibraltar, aunque también a temas generales de la situación de Andalucía

VISITAR BLOG

 

Estos días me encuentro conmocionado por lo que está ocurriendo en la isla de La Palma, que lo están perdiendo todo sin poder hacer nada para evitarlo. Cuando pasen unas semanas el interés mediático  se irá desvaneciendo y cambiará de destino. Los palmeros  se quedarán solos con sus casas sepultadas, con  los recuerdos de una vida también sepultados, el patrimonio acumulado, los proyectos , los sueños destrozados, toda una vida destrozada.

Sigo constantemente todo lo que sigue ocurriendo allí, una isla que, además, conozco perfectamente y pienso  que no tengo derecho a quejarme de nada porque soy un privilegiado y no sé cómo podríamos  ayudar a esa pobre gente, porque nos dicen continuamente que afortunadamente sólo hay daños materiales pero no los hay personales, ¿Que no hay daños personales?. Pues claro que los hay y muchos. Hoy en una entrevista, un palmero ha dicho: “He perdido todo, no tengo nada, soy un muerto en vida”. Esa es la realidad No sé cuántos cientos de millones de euros harían falta para que vuelvan a sonreír y amar la vida.  Desconozco cómo tiene que solucionar el Gobierno español esta papeleta de los palmeros, pero la ayuda tiene que ser ya y sin titubeos. Necesitan dinero de manera instantánea,  necesitan casas donde dormir  y resguardarse del frío o el calor, necesitan alimentos, necesitan  psicólogos y  asesores de todo tipo para que no sean engañados u olvidados, y, sobre todo, necesitan  toneladas de cariño, decenas de toneladas por cada tonelada de lava que les ha arruinado la vida, porque los daños personales son tremendos, son daños en el alma que , por lo visto, no entran en las estadísticas de daños personales.

Las grandes empresas de comunicación españolas, sobre todo las cadenas de televisión, están haciendo su agosto con la tragedia, llevando a cabo una auténtica competición en una competencia  auténticamente macabra y absurda, en dar antes que la competencia la noticia más morbosa y la imagen más espectacular. Que aporten una parte de los  millones que van a recibir metiendo en nuestras casas el horror y la desesperación de esta pobre gente.

En cuanto al Gobierno, cuando quieren hay dinero, mucho dinero para salvar aerolíneas en quiebra que ni siquiera son nuestras o diseñar campañas electorales que son un dispendio en la mayoría de las veces. Cada familia arruinada de La Palma debería de tener ya, mañana mismo, medios suficientes para poder afrontar esta tragedia, sin papeleos, sin burocracia alguna (Se que eso es muy difícil porque la burocracia es lenta y la oposición y los juzgados están ahí, pero se trata de que entre todos exista esa altura de miras  necesarias para estas tragedias), porque son españoles que nos necesitan a todos y tiene que ser ya, antes de que pierdan del todo la esperanza. Dígannos cómo podemos ayudar, qué podemos aportar para que no pierdan del todo la sonrisa. Ya habrá tiempo de  hacer reproches. Hoy no, porque hay muchos daños personales.

 

 

TE RECOMENDAMOS