Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Jueves 18/08/2022
 

Expositor

Chominá que briegues

Ganar antes de ganar. Juanma está bendecido por la Blanca Paloma, bendodianamente hablando, y su victoria electoral este 19-J solo es una cuestión formal de...

Publicado: 05/06/2022 ·
22:11
· Actualizado: 05/06/2022 · 22:33
Cargando el reproductor....
Autor

Manuel Expósito

Director general de Gestión de Medios Jiennenses

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana en Jaén y provincia

VISITAR BLOG

Ganar antes de ganar. Juanma está bendecido por la Blanca Paloma, bendodianamente hablando, y su victoria electoral este 19-J solo es una cuestión formal de horas, en términos de refrendo, tamaño y fe mariana en las encuestas. Chominá que briegues. Ya no es que lo vaticine Michavila, ni siquiera el barómetro recocinado de la bien pagá y opaca fundación CENTRA, sino que incluso el simpecado del luciferino Tezanos, CIS, sine labe concepta, lo confirmaba, el pasado jueves, camino de la aldea. Un triunfo indiscutible, sin paliativos, obtenido por la ley del mínimo esfuerzo, la manera más sencilla de alcanzar el objetivo con el menor gasto de energía: no hacer nada de lo que te puedas arrepentir mañana, conceder parabienes a diestro y siniestro y canibalizar cordialmente a un socio de gobierno dúctil y acomodaticio. Así se las ponían a Fernando VII. Bien es cierto que la estrategia carece de originalidad, nada nuevo bajo el sol de la Andalucía imparable psoística, ¡la vística!, y no repara en derechos de autor protegidos. “Moreno Bonilla comienza su campaña en americana y sin corbata, bailando el People Have The Power de Patti Smith como ya hiciera Núñez Feijóo pero con un añadido: su canción de cabecera será Hay que vivir el momento de Manuel Carrasco”. La representación artística del cantante onubense, pocas horas después, “amparándose en la necesaria protección de los derechos morales del autor y de la imagen del propio artista”, conminaba encarecidamente al PP-A “a rectificar esta situación a la mayor urgencia. Cualquier negativa, inacción o retraso en el cese inmediato de las obras de nuestro representado nos obligaría a tomar las correspondientes medidas legales”. ¡Toma del frasco!

En Jaén, para qué nos vamos a engañar, la hegemonía de las  derechas andaluzas no constituye un hecho sociológico novedoso. Tres años y medio atrás, en el resultado de los anteriores comicios andaluces, los 35 puntos porcentuales de estimación de voto que el CIS otorga actualmente al PP son la suma del 23 por ciento obtenido por los populares el 2 de diciembre de 2018, más el trasvase de 12 puntos procedentes de Ciudadanos. El partido naranja, entonces, logró casi el 16 por ciento de los votos emitidos, en tanto la encuesta preelectoral del CIS sitúa ahora su respaldo en el 4,7%. Hagan cuentas. Lo comido por lo servido. Análisis aparte merece el PSOE de Paco Reyes y Ángeles Férriz, que para el caso que nos ocupa, solo para este hecho puntual, coyuntural por electoral, son la misma cosa. Los socialistas de Jaén, si tomamos como referencia apriorística el avance demoscópico del CIS, perderían el 13 por ciento de su apoyo en las últimas elecciones autonómicas. ¿Adónde iría? Mayormente, a Jaén Merece Más, 6,6% (a un tris de conseguir el hito de un acta parlamentaria), casi 4 puntos de mejora para Vox, y otro 2 por ciento al alza la suma de las dos opciones a la izquierda del PSOE, 13,9%, que en 2018 concurrieron unitariamente, 12,1%. Saldrían las cuentas (6,6 + 3,9 + 1,8 = 12,3%), por más que en sociología política no siempre 2 + 2 sean 4, toda vez que no parece admitir dudas la fuga plausible de voto histórico socialista desde los ámbitos rural y urbanita hacia Vox y Jaén Merece Más, respectivamente.

La campaña, entre vírgenes milagrosas y cruces de variables, avanza que se las pela, desde luego, con la única certeza pseudocientífica de que nada es verdad ni mentira. En este mundo traidor, los agoreros de ‘elespañol.com’ implican a la ministra María Jesús Montero en el previsible batacazo de Juan Espadas al apartarse ella en su día del cáliz de la nominación como presidenciable a la Junta, en tanto los maledicentes de ‘eldiario.es’, el 1 de junio, publicaban a grandes titulares que Juan Bravo Baena, JBB, indiscutible cabeza de cartel en su Jaén adoptiva, “cobra 68.150 euros al año, según la Junta, pero desde su llegada al Gobierno declara en su IRPF 127.363 euros anuales gracias a un complemento oculto basado en un informe ad hoc”, cuando el flamante gurú económico del PP, compartido por Moreno Bonilla y Feijóo, se beneficia de una cláusula que permite a los funcionarios de la administración estatal que vienen a la Junta “arrastrar el sueldo que tenían”. Todo es según el color del cristal con que se mira. Ajeno al ruido de sables, con tres agendas y un solo destino (“La cuna del requiebro y del chotis, más castizo que la calle de Alcalá”), Juanele, en el mitin de arranque de campaña del Paseo de las Bicicletas, que ya era una fiesta de celebración por anticipado, ganar antes de ganar, ganar al cuadrado, sufría el peor envite de fuego amigo desde que está en política. En pleno escenario, el presidente provincial, Érik Domínguez, a traición y quemarropa, le obligaba a entonar una frase del ‘Soldadito marinero’ de Fito, “Escogiste a la más guapa y a la menos buena”, justo antes de que el cerebro de la trama rematase poniendo estribillo a la encerrona: “Sin saber cómo ha venido, te ha cogido la tormenta”. Se adjunta prueba videográfica de la jugarreta.

TE RECOMENDAMOS