Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Jueves 18/08/2022
 

El jardín de Bomarzo

La vida de antes

Le cae lluvia de críticas al presidente Moreno Bonilla por el juego con el que maneja el previsible adelanto electoral

Publicado: 22/04/2022 ·
13:08
· Actualizado: 22/04/2022 · 14:49
  • El jardín de Bomarzo.
Autor

Bomarzo

Bomarzo y sus míticos monstruos de la famosa ruta italiana de Viterbo en versión andaluza

El jardín de Bomarzo

Todos están invitados a visitar el jardín de Bomarzo. Ningún lugar mejor para saber lo que se cuece en la política andaluza

VISITAR BLOG

"Necesito enemigos nuevos, éstos que tengo ya me están cayendo bien". purosarcasmo.com

Cuando ciertos indicadores apuntan que tal vez estemos a un paso de volver a la vida de antes, tales como la recuperación de una Semana Santa espléndida con calles a rebosar y turismo, playas nuevamente pobladas de cuerpos ansiosos de sol y baños, terrazas con todo reservado y, lo que es más importante y a la vez significativo, el fin de la obligatoriedad de usar esa mascarilla preventiva que sobre nuestras libertades tiene un punto, pequeño pero punto, de bozal, uno, inquieto, se pregunta cuál de nuestras vidas de antes es a la que vamos a volver, si a la de justo antes de la pandemia o alguna de las muchas que quedaron atrás y que no parece que regresen porque este mundo loco ha cogido velocidad de crucero y la digitalización, la inteligencia artificial, los metaversos, el nuevo orden mundial al que se pretende llegar usando viejos métodos como la guerra invasora o esta pandemia y sus consecuencias sanitarias y psicológicas nos reserva una vida próxima que nada tendrá que ver con la de antes. Será otra. Quién sabe si mejor.

Le cae lluvia de críticas al presidente Moreno Bonilla por el juego con el que maneja el previsible adelanto electoral y esta vez, probablemente, se le ha ido la mano escondiendo la bolita entre los tres vasos, mostrándose risueño ante las insistentes preguntas de los periodistas e inaugurando la posibilidad de celebrarlas un día laborable como si eso tuviese sentido. Jugando. En todo caso, apuntando que convocará para el 26 de junio, con lo cual tampoco este martes próximo habrá noticia y, en consecuencia, puede que la haya el siguiente, día tres, en plena feria de Sevilla -que ya no es la de abril sino la de mayo, como Jerez-. De este modo puede celebrar pleno en abril donde aprobar la ley de Economía Circular, que ha sido largamente tramitada y sobre la cual tiene gran interés, al tiempo que daría margen para conocer el resultado de la comisión de la Faffe y aunque metería urnas a las puertas del verano y las vacaciones, la fecha cuadra con todos sus objetivos. Veremos si el resultado ofrece lo que reflejan las encuestas, unas públicas y otras internas, y el PP alcanza una mayoría suficiente para gobernar en solitario, si Cs logra mantener el escaño -seguramente por Sevilla- que le de cobertura a Juan Marín, si Juan Espadas consigue mejorar en algo el último dato logrado por su antecesora Susana Díaz y así mantiene distancia con quienes miden y esperan el batacazo, si la izquierda representada por Adelante y Unidas P logra cierta unidad para no desperdiciar tanto voto y si Vox confirma su estado de gracia y supera los 20 escaños como, de hecho, apuntan ya hasta las encuestas oficiales manejadas por el aupado Elías Bendodo a través de su Centra; si Vox termina por confirmar de candidata a Macarena Olona como se viene internamente anunciado o se guarda esa bala para otras contiendas porque le llega con la marca y la cara de Abascal.  

El adelanto para junio tiene otras consecuencias, como la elaboración de listas y mientras en algunas formaciones o provincias no hay disputa, en otras, como en el PSOE de Cádiz, se arma el lío en cero coma fruto de que ahí está todo cogido con hilo barato del chino. El anuncio de la aún presidenta de Diputación Irene García de encabezar la listas al parlamento, seguida por el roteño Rafael Márquez como personas de confianza de Juan Espadas, ha removido los cimientos de la formación por cuanto al secretario general Ruiz Boix solo le han quedado dos plazas para ofrecer, tres y cuatro, y muchos compromisos por cumplir; el PSOE tiene asegurado el tercero, que es para Rocío Arrabal y así contenta al pizarrismo, pero no el cuarto, que es para un Fernando López Gil como representante del susanismo de San Fernando que debería revisar su estrategia a la hora de llegar a acuerdos porque o no se los cumplen o le dan unos restos que nadie quiere. Jerez se queda otra vez fuera, tal vez en espera de una pieza futura mayor. Tal vez cobrándose el relevo de García se den por comidos.

La cuestión es que la marcha de la sanluqueña al parlamento abre la sucesión en la presidencia de Diputación y a Juan Carlos R Boix le han entrado las prisas, tantas que se ha sacado un punto para llevar a la ejecutiva del lunes en Jerez relativo a aprobar ahí su candidatura a la presidencia de diputación cuando los estatutos del partido recogen que previamente se ha de hacer una consulta "a los miembros del grupo socialista elegidos para la constitución de la nueva corporación provincial". Sucede que de los 14 diputados actuales, R Boix controla a cinco -Javier Pizarro, Ana Carrera y él mismo, más los dos de Jerez-, mientras que los otros nueve están con García y tal vez en esa votación, previa, el candidato electo o propuesto sea otro, por esta razón, quizás, busque el salto de pértiga sobre los estatutos y elevarlo a un comité provincial que sí controla. Porque tampoco controla la decisión que sobre esta materia pueda tomar tanto el entorno de Juan Espadas como, sobre todo, el de Ferraz, ambos no digamos hasta dónde de lo de Cádiz. Y el futuro no será más placentero en el grupo de diputados porque tras la renuncia de Irene García entra el alcalde de Sanlúcar, el arraigado a su pellejo Víctor Mora que todo lo ve desde lejos y cuando va a la pelea se arremanga y atrinchera con destreza.

Veremos si el secretario general -por acuerdo- quita el punto del orden del día para el lunes como le piden desde Sevilla y media provincia o lo mantiene y se encuentra con un escrito mayor y público firmado por a saber cuántos proponiendo a otro presidente, todo ello en una muestra más de que para conseguir las cosas a empujones en política hay que tener además de porte, que lo tiene, argumentos, como los que no tuvo para exigirle al alcalde de Chiclana en un tono de voz, digamos que mejorable, que dimitiese de vicepresidente de la diputación para ponerse él y que luego... Y Chefy, a sus 64 años tampoco está por consentir que le marque el territorio un cachorro recién llegado al parque de sabuesos, aunque este sea de colmillo dominante. Con perdón.

La vida de antes era, en todo caso, una vida donde uno sabía atenerse al riesgo porque el riesgo era reconocible y eso es bueno. En la vida de antes el calor, el frío o la lluvia se daban cuando debían darse, día por delante o por detrás, y desde luego no se producían situaciones tan adversas para la humanidad, ni tantos cataclismos climatológicos, las guerras eran frías, ni nuestras vidas estaban sujetas a esta globalización y digitalización perniciosa porque a quién, sinceramente, le gusta estar sometido al sistema. La sumisión es la antesala del presidio, aunque éste tenga las paredes de colores y una tele grande. En la vida de antes había códigos naturales, de conducta, códigos frente al adversario. Todo sea que, quizás, nos hagamos mayores y los días de la vida de antes sumen ya la mayor parte de los días de nuestra vida.

TE RECOMENDAMOS