Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Miércoles 10/08/2022
 

Curioso Empedernido

Nos faltan las palabras

Resulta nocivo e inútil dejarnos embriagar por el poder y los halagos de los bufones a sueldo, que lejos de impulsarnos e inyectarnos ilusión, impiden avanzar

Publicado: 16/06/2022 ·
17:04
· Actualizado: 16/06/2022 · 17:05
  • Juan Antonio Palacios.
Autor

Juan Antonio Palacios

Juan Antonio Palacios es observador de la conducta humana, analista de la realidad y creador de personajes literarios

Curioso Empedernido

Curioso empedernido. Curioso de las tres pes, por psicología, la política y el periodismo, y alérgico a las fronteras y murallas

VISITAR BLOG

Con frecuencia tenemos ideas , pero nos faltan las palabras para expresarlas, y buscamos  entre todas las que manejamos y conocemos , pero no logramos dar con aquella que comunique lo que estamos pensando o sintiendo. Y hay ocasiones  en las que cerca de la desesperación por hacernos entender entramos en un estado de alarma, en la que terminamos o diciendo tonterías o en un mutismo bloqueante.

Hay, sin embargo quienes creen tener un dominio del lenguaje tal  que no paran de hablar para no decir nada, o los que en su precisión y rigurosidad emplean los términos justos y necesarios. O también están quienes creen que la única historia es la de aquellos hechos que ellos recuerdan, lo demás no existe.

No debemos perder de vista que tanto en el verbo como en la acción , hemos de procurar dar lo mejor de nosotros, aspirando siempre a lograr la excelencia. Si así lo hacemos, será mano de santo, porque nos encontraremos bien con nosotros mismos y con los demás.

Necesitamos disfrutar de un tiempo y un espacio agradables , marcarnos objetivos , sin que éstos constituyan una obsesión y nos paralicen en lograr abrir nuevos caminos hacia lo desconocido., disfrutando de momentos  agradables y relajados, tener descanso mental y alejar de nosotros el estrés.
Vamos danzando entre lo espiritual que nos alimenta la posibilidad de ser felices, aunque sea a ratos, y lo material, que nos preocupa cuando confiamos más en el tener que en el ser, o quedamos desbordados al pretender vivir por encima de nuestras posibilidades.

En ese buscar el lenguaje y las soluciones, debemos aprender que no estamos solos en el mundo, que no podemos decidir sobre lo que no nos compete, ni meter las narices en la vida de los demás, que no asumimos nuestra relatividad, y todo está en constante cambio y movimiento.

La realidad nos pone a prueba  cuando entramos en el peligroso y miserable circuito de difundir bulos,  o miramos para otro lado como si no fuera con nosotros , en lugar de levantar las alfombras que tapan las distintas basuras y no convertirnos en cómplices de nada ni de nadie, sino investigadores urgentes , rápidos y eficaces.

Contra viento y marea, debemos hacer visible  lo invisible , con razones y palabras , sin gritos ni susurros , con evoluciones y sin involuciones. Hemos de buscar el momento de creer , de encontrar una luz, de no convertir por arte de magia del lenguaje lo que no es, en algo que quiere ser.

Evitar los conflictos, agotando todas las vías de diálogo , es siempre más positivo que creerse ganadores de antemano. Paso a paso y poco a poco se alcanzan los grandes logros, con ideas, paciencia y tenacidad . Aquellos que comienzan con muchas prisas y como un meteoro, subiendo , solo les espera bajar y desvanecerse.

Resulta nocivo e inútil dejarnos embriagar por el poder y los halagos de los bufones a sueldo, que lejos de impulsarnos e inyectarnos ilusión, nos impiden avanzar y descubrir otros horizontes . Desde el donde vienes al donde vas, caminamos seguros y la gente libra su propia batalla, entre éxitos y fracasos , con aceptaciones de nuestras limitaciones y sin autoengaños.

Hemos de saber hacer prestidigitación  con las palabras a la hora de pasarlas a los hechos para convertir los NOES en SIES , y sin importarnos demasiado que haya gente dispuesta a copiarnos  Si no intentamos cambiar las cosas, jamás comprobaremos si somos capaces. Si nos quedamos quietos , las situaciones  pasaran , pero nosotros no pasaremos por ellas, no habremos transformado nada, porque ni siquiera lo intentamos.
 

TE RECOMENDAMOS