Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Miércoles 17/08/2022
 

Cooltureta

¿Nos manipulan los medios?

¿Seguís pensando que vuestra opinión es propia? Nos han hecho creer que cada vez estamos más y mejor informados y que es imposible que nos manipulen

Publicado: 16/03/2022 ·
10:15
· Actualizado: 16/03/2022 · 10:21
  • Imagen de una televisión.
Autor

Lucía López

Periodista. Me encanta escribir, el cine y la moda. Amante de los animales, los atardeceres y las librerías

Cooltureta

Cultura y Ocio en Vejer: Exposiciones, museos, entrevistas, obras de teatro, cine, música y mucho más.

VISITAR BLOG

Hace un mes se celebraba la I edición del Premio Internacional de Periodismo Chaves Nogales, donde se rememoraba los años del buen periodismo y donde el presidente de la Diputación, Rafael Rodríguez, afirmaba “Hoy, lo de ir, ver, oír, preguntar, investigar, contrastar y luego contar de manera veraz es, para desgracia del periodismo y de la sociedad, una práctica poco habitual, esto conduce al fenómeno de la mentira, una epidemia en la información y en la comunicación, que destruye los pensamientos, que manipula y aliena a la ciudadanía y que deteriora la sociedad”.

Mucho se habla de noticias manipuladas, información falsa que se extiende, sobre todo, a través de las redes sociales… Una auténtica lacra con la que tenemos que gastar el mayor de los cuidados. ¿Cómo es posible que cuando más información recibimos es cuando más desinformados estamos? Muchas veces nos llegan noticias y sin leerlas con mayor detalle las compartimos. Sin saber que estamos contribuyendo a difundir noticias falsas, que crean pánico y desconcierto. Casi tan rápido como se propaga un virus, se propagan las noticias manipuladas.

La esencia de la manipulación informativa radica en el control de las ideas. Por una parte, lo que se repite hasta la saciedad cala entre el público y se convierte en verdad absoluta, aunque no lo sea. Mientras que lo que no se habla en los medios de comunicación, sencillamente no existe.

También depende de la ideología del medio en sí, y de cómo proyectan su verdad, son como el famoso cuento de los ciegos y el elefante, en el que varios ciegos son invitados a definir qué es un elefante y para ello se les indica que se acerquen al animal y lo palpen. Cada uno toca una parte diferente del animal, por lo que, cada uno de ellos dio una respuesta diferente. Moraleja: todos decían la verdad pero todos estaban equivocados ¿Por qué? Porque les faltaba la visión de conjunto, la visión estructural de las cosas. Eso es lo que les ocurre a los medios, para intentar saber lo que de verdad pasa, lo ideal sería leerlos a todos, escucharlos a todos. Sin embargo, sólo una minoría de ciudadanos cumple este requisito, el resto no sólo no puede cumplirlos sino que la mayoría tampoco quiere.

Lo cierto es que, los medios necesitan de audiencias para sobrevivir y la ciudadanía necesita del periodismo plural para conocer y entender el sistema, hasta ahí todo bien, pero ¿realmente sabemos si lo que vemos y escuchamos no está siendo manipulado bajo intereses particulares?

Cuando existe un conflicto en la sociedad (y actualmente vivimos sumergidos en bastantes) cualquier información relacionada va a ir en una dirección u otra. Incluso cuando se decide no hablar de un tema y dar preferencia a otros, también están escogiendo y dando prioridad a una noticia sobre otra. Callar ante un conflicto también es elegir un bando. ¿Por qué se habla de Cataluña o de Venezuela mucho más que de los desahucios o la precariedad, que son hechos que afectan a un mayor número de personas? Porque a los bancos y empresarios que manejan los medios de comunicación les interesa más que se hablen de esos temas.

Y ahora que sabemos todo esto ¿seguís pensando que vuestra opinión es propia? Nos han hecho creer que cada vez estamos más y mejor informados y que es imposible que nos manipulen. Que tenemos una opinión formada. Elige tu cadena de izquierdas o de derechas. Detrás de cada elección, siempre están los mismos.

TE RECOMENDAMOS