Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Miércoles 01/12/2021  

San Fernando

La Policía Nacional detiene a diez integrantes de una banda de estafadores por internet

Esta red se dedicaba a poner anuncios en distintas webs simulando vender perros y objetos de tecnología a un precio inferior a lo normal.

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La Policía Nacional ha detenido a un estafador que, con la ayuda de otras nueve personas que también han sido arrestadas, se apoderó de cientos de miles de euros estafando a cientos de personas que le enviaron dinero para comprar los objetos o perros que simulaba vender en Internet, un "modus operandi" del que incluso llegó a presumir en una entrevista en un programa de televisión.

"¿Vende usted estos perros?", le preguntaron en aquella entrevista en la Sexta. "Más o menos, yo vendo ilusiones, la ilusión de tenerlo", respondía el estafador, que también aseguraba que pensada dedicarse a estafar con estas falsas ventas "toda la vida".

Pero, al menos durante un tiempo, no lo podrá hacer, puesto que ha sido detenido por la Policía en la casa de Chiclana de la Frontera (Cádiz) a la que se había mudado para evitar la presión de los agentes policiales que desde hacía meses seguían sus pasos e investigaban su red.

Esta red se dedicaba a poner anuncios en distintas webs simulando vender perros y objetos de tecnología a un precio inferior a lo normal.

Para esconderse, se hacían pasar por otras personas, incluso enviando a los compradores por mensajería virtual la imagen de un DNI sustraído, y usando teléfonos de contacto a nombre de terceras personas.

Los compradores debían pagar sus "compras" aportando un código previamente dado por su entidad bancaria. Con este código los estafadores podían retirar el dinero del cajero sin ser clientes, ni usar tarjetas de crédito o bien mediante transferencia a cuentas bancarias de terceras personas.

Para poder llevar a cabo esta mecánica, se valían de “muleros”, personas que prestaban su identidad para abrir cuentas bancarias, dar de alta móviles o sacar el dinero de las víctimas en un cajero.

La Policía estima que tan solo en los hechos que han investigado, los autores han logrado estafar varios cientos de miles de euros a cientos de víctimas en todo el país. Otras muchas se han visto afectadas por las reclamaciones y denuncias que han recibido en contra de ellos, ya que sus identidades fueron usadas para cometer los engaños.

La investigación que ha acabado con lo que la Policía cree que es una de las más importantes redes de estafas en España se inició a principios de 2021.

Desde entonces los agentes del grupo de delitos tecnológicos de la comisaría de San Fernando (Cádiz) han investigado hasta llegar al líder de la organización.

Al sentir la presencia de la Policía, el estafador se trasladó desde San Fernando, hasta la vecina localidad de Chiclana, para tratar de despistar a los agentes y, con su "mano derecha",preparaba incluso la posibilidad de huir del país.

Pero los agentes le localizaron y siguieron con sus pesquisas, hasta identificar a todos sus colaboradores, incluida su madre, y concretar el papel de cada uno de ellos.

La Policía averiguó también que uno de mayores colaboradores era un ciudadano chino que regentaba un comercio en Chiclana y les facilitaba tarjetas de telefonía prepago con identidades inventadas o a nombre de otras personas.

La madre del cabecilla era otra de las personas fuertes de la organización y se encargaba de guardar el dinero obtenido por su hijo y las joyas que adquiría para blanquear el dinero que obtenía con sus estafas.

Otros de sus colaboradores se dedicaban a publicar los anuncios o acudían a los cajeros de los bancos, siempre bajo la estrecha supervisión del cerebro de la trama, que incluso contaba con una empresa de construcción fantasma, con la que pensaba blanquear sus beneficios.

Una vez conseguida la información sobre la trama y sus responsables, los agentes registraron de forma simultánea la casa del "cerebro", en Chiclana, y la de su madre, en San Fernando.

El estafador recibió a los agentes tras la puerta de la vivienda, armado con un cuchillo de grandes dimensiones, con el cual arremetió contra ellos.

Tras reducirle, los agentes registraron la vivienda e intervinieron gran cantidad de terminales móviles, tarjetas prepago, un arma simulada, sustancias estupefacientes, así como numerosos efectos tecnológicos.

Después fueron detenidos sus nueve colaboradores como presuntos autores de los delitos de estafa, pertenencia a organización criminal, falsedad documental y blanqueo de capitales.

El Juzgado de Instrucción número dos de San Fernando ha decretado el ingreso en prisión tanto del líder de la organización, como de su hombre de confianza.

TE RECOMENDAMOS