Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Miércoles 10/08/2022
 

Atando Cabos

Vidas paralelas

Hemos tenido muchas oportunidades para vernos como competidores en vez de como compañeros de vida

Publicado: 27/10/2021 ·
09:24
· Actualizado: 27/10/2021 · 09:24
Autor

Remedios Jiménez

Licenciada en Historia, docente jubilada, integrante del Aula Atenea del Ateneo de Jerez y de varios clubes de lectura

Atando Cabos

Es mi forma de desentrañar la maraña informativa. Cuento con la complicidad del lector para llenar los huecos de la ironía

VISITAR BLOG

Hay una película de 2017, protagonizada por Ben Stiller que se llama Qué fue de Brad. En ella, el protagonista pide un favor a un antiguo amigo para que ayude a su hijo a entrar en una universidad importante. Lo que propicia que se plantee su éxito en la vida en relación con sus antiguos compañeros.

El tema que trata la película es una situación bastante común. Quién no ha mirado alguna vez a su alrededor y se ha mirado en el espejo de las vidas ajenas. En concreto,en las de aquellas personas con las que compartió pupitre o primeros trabajos. Igual que para el protagonista de Brad, son éstas las que marcan el nivel de éxito y fracaso para nosotros. Los más jóvenes o lo más mayores no cuentan, los referentes son nuestras vidas paralelas.

Encontrarse con una amiga de la infancia o de la universidad, preguntarle cómo está y en realidad aprovechar para hacer un balance de su vida para una vez separarnos hacer la reflexión de cómo nos ha ido comparativamente.

Mi pregunta es quién nos ha enseñado a hacer eso. Si nuestros padres, cuando les decíamos las notas,y nos preguntaban por aquellos que habían sacado mejores calificaciones, teniendo que proporcionarles nombres y apellidos para que nos quedara fielmente grabado a fuego con quiénes teníamos que competir.Si la escuela, que no promovía el trabajo en grupo para que los resultados fueran del conjunto, sino que incentivaba el individualismo y la competitividad.Los chavales que perseguían buenas calificaciones eran reacios a las tareas grupales por no cargarse con la mayor parte de las actividades y encima tener que repartir la nota.Si la sociedad del tanto tienes tanto eres, ¿cuánto ganas, en qué barrio vives, qué coche conduces, has mandado a tus hijos a Inglaterra a aprender inglés? Además de la cuestión del prestigio de tu ocupación:¿eres empresario rico, abogado en importante bufete, médico con renombre, funcionario de alta graduación? El juego del quién es quién va más allá del inocente juego infantil.

Repasando, hemos tenido muchas oportunidades para vernos como competidores en vez de como compañeros de vida, la sociedad capitalista es lo que tiene, nos hace construirnos como personajes en vez de como personas. A veces tiene que venirnos una enfermedad grave, una depresión, algún detonante que nos haga llegar al fondo de nosotros mismos para que dejemos de actuar.

TE RECOMENDAMOS