Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Martes 17/05/2022  

Arcos

Un Arcos muy voluntarioso se instala en la parte alta de la tabla al ganar en Castilleja

Las ganas y la ilusión de hacerlo bien le están dando alas a un bloque que solo piensa en trabajar con seriedad y disciplina para sacar los partidos adelante

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Maqui batió a Marcos a su derecha en un penalti que él mismo fabricó provocando la falta en el área rival.

Enorme alegría la que vivieron jugadores y cuerpo técnico al finalizar con triunfo el partido de Castilleja.

 

El de Castilleja era un partido clave para el Arcos por varios motivos, entre ellos, el de una cierta rivalidad, que se remonta a la temporada 2016-17, con José Herrera en el banquillo arcense, y también por la dolorosa derrota encajada por los blancos en el Antonio Gallardo con Bolli aún en el banquillo, un traspiés que puso muy cuesta arriba la permanencia de los serranos en Tercera la pasada temporada. Por otro lado, si el Arcos hubiese caído en Castilleja habrían comenzado a reinar ciertas dudas en el equipo y los de arriba habrían sacado una jugosa ventaja, que el triunfo arcense reduce a solo cuatro y con un partido menos, el del miércoles 26 en Chiclana. La victoria a domicilio ante uno de ls gallitos del grupo le devuelve al Arcos esa dosis de moral tan necesaria como imprescindible en un tramo de la liga muy extraño por las alteraciones que está sufriendo el calendario por motivos de la COVID-19 y los efectos directos en los casos positivos de bastantes elementos de la plantilla.

Mientras se va despejando el panorama, los de Fran Garrido volvieron a ponerse el mono de trabajo como en Espiel y Bollullos, donde también dejaron su puerta a cero logrando llevarse los tres puntos con claridad. Es verdad que no ha sido un triunfo fácil porque los sevillanos tuvieron varias ocasiones claras en faltas laterales en la primera parte, donde con el 0-1 Alberto Ruiz le ganó un mano a mano espectacular al segundo máximo goleador del grupo, Lobo, que habría supuesto el empate antes del descanso, un posible gol “psicológico” que evitó el guardameta ubriqueño en una gran intervención, reivindicándose a fuerza de buenas intervenciones, saliendo bien por alto y siempre muy valiente para ponérselo difícil a su compañero Kaski, la obligación de todo jugador que quiere ser titular. Además, ese paradón le dio mucha confianza y también a sus compañeros de la línea defensiva. Fue una parada decisiva.

El partido del Arcos era de los de “pico y pala”, muy trabajado y teniendo muy claro lo que había que hacer: jugar el balón en campo contrario el mayor tiempo posible, evitando las transiciones con lanzamientos en largo debido al mal estado del césped artificial, que no estaba para muchos toques. Había que buscar a los dos de arriba: Javi, que nunca para de correr y de pelear cada pelota como si fuese la última para aprovechar la más mínima ocasión, y Albino, al que le salieron muchas cosas y que va a más en cada partido, sabiendo leer en todo momento lo que precisaba el partido.

Había que estar muy atentos y muy fuertes atrás. Alberto Ruiz estuvo muy seguro tras el gol de Maqui de penalti, provocado por el propio capitán en un balón largo que peinó Javi Rodríguez y luego Albino y que se llevó con el pecho Maqui, que fue arrollado por detrás cayendo dentro del área. Él mismo se encargó de transformar la primera pena máxima que se le pita al Arcos en el área rival. Por cierto, “el penalti más largo del mundo” debido a un agujero en el punto fatídico que hacía que el parche que lo tapaba se moviese a la hora de golpear el esférico. Maqui quitaba el parche para disparar recto y el árbitro no se lo permitía, por lo que el lanzamiento se demoró más de la cuenta. El gol levantó protestas airadas en el banquillo local y el juego tardó una enormidad en reanudarse

La velocidad y el trabajo incesante de Albino, la pujanza y constancia de Javi Rodríguez y la frescura de Carretero, que nada más entrar en el campo por Albino pilló un balón en velocidad para meterlo en la jaula, decantaron la balanza en favor de los gaditanos, sentenciando con un segundo tanto obra del delantero de Villamartín, que lleva ya seis en su cuenta particular como pichichi del equipo. Fue una falta del Castilleja que se sacó con la intención de que el balón golpease a Carretero para provocar la amarilla, pero el árbitro dejó seguir. Hubo un golpeo en largo que tocó Javi para habilitar a “Carre”, que se plantó solo ante el meta Marcos, mal colocado, batiéndole con facilidad y precisión.

También fue reseñable el trabajo de Maqui a lo largo del encuentro, tirando de Fran Iglesias y Antonio Sánchez, que no pararon de correr durante los 90 minutos, para que no se hundieran con los centrales, Fran Utrera, Hidalgo y Rosales, que se comunicaron perfectamente en todo momento. Otro de los que brillaron fue Huertas, de menos a más, pero haciendo un trabajo defensivo brutal y sujetando siempre a su par sin cometer ningún error de bulto.

El Arcos dio una imagen de equipo voluntarioso y trabajador, donde ya no importaba que jugase bien o mal, sino el extraordinario esfuerzo de todos y cada uno de sus jugadores, que se sacrificaron al máximo para obtener el premio de la victoria. Fue una tarea colectiva y en conjunto donde algunos efectivos tuvieron algún problema de falta de ritmo, como Zurdo, que está entrenando solo los viernes, pero Basto entró en su lugar de carrilero en el min. 52 siendo muy expeditivo y dando la talla. Falcao también estuvo en su línea de jugador batallador y presionante en los minutos que estuvo en el campo como carrilero derecho sin dejar de correr y luchar. Paco entró en los minutos de prolongación quedándose Eugenio en la recámara. La unión del equipo y el ambiente que se vive, las ganas y la ilusión de hacerlo bien le están dando alas a un bloque que solo piensa en trabajar con seriedad y disciplina para sacar los partidos adelante.

 

ZONA MIXTA

FRAN GARRIDO, entrenador del Arcos C.F.: “Al equipo no se le puede pedir más"

“Estoy contento de que nos hayan pitado el primer penalti a favor en 17 jornadas de liga. Espero que sean más a partir de ahora. El partido ha sido un calco del trabajo defensivo que venimos haciendo fuera de casa: estar fuertes y no cometer errores con el balón. Destacaría la gran actuación del meta Alberto Ruiz y de la línea defensiva en general, y estoy muy contento con Fran Utrera, Hidalgo y Rosales, que han dejado la portería a cero otra vez y eso siempre es importante. En ataque hemos creado pocas ocasiones de gol, con solo dos o tres tiros a puerta, pero logrando dos tantos. Más efectivos no se puede ser.

La victoria sirve para compensar el accidente que sufrimos en casa frente al Egabrense. Todavía nos duele la cabeza con eso porque sin ese tropiezo estaríamos ahora arriba, pero hemos vuelto a ganar fuera y vamos a Chiclana un poco más tranquilos y menos asustados. Aunque perdamos allí, podemos afrontar con más confianza el partido en casa ante Peña Rociera. Esta victoria corta la racha negativa y nos permite plantear las cosas de otra manera para ir a Chiclana. Si puntuamos allí, el encuentro del domingo será diferente. Hemos hecho que el tropiezo de casa ante el Egabrense no sea tan dañino para nosotros.

Al equipo no se le puede pedir más: ya son 11 partidos con la portería a cero y somos el más goleador del grupo, 29 goles, y uno de los menos goleados (12 tantos en contra). Lo único que podemos pedir es que tengamos más o menos suerte y que saquemos los partidos adelante.

Basto no ha jugado de inicio porque viene de pasar la COVID y solo pudo entrenar un rato el jueves en un partido que jugamos con los juveniles. No lo vi bien físicamente, aunque el viernes volvió a entrenar, pero no lo vi apto para jugar de inicio. Ha salido y ha jugado de carrilero. Quité a Zurdo porque lo vi un poco cansado porque, en las dos últimas semanas, solo está entrenando los viernes y eso es algo que se nota. Basto también ha estado muy bien. Ahora se podrían caer por tarjetas Maqui e Hidalgo, pero no sabemos si cumplirán la sanción el miércoles en Chiclana o el domingo en casa ante Peña Rociera, depende de cuándo se reúna el comité de competición. Suplir las bajas en casa siempre es más fácil, aunque Peña Rociera viene de remontar un 0-2 y un 1-3 ante Chiclana. Intentaremos no cometer los mismos errores que ante el Egabrense y nos olvidaremos de si somos o no somos líderes en caso de ganar. Jugaremos un poco más tranquilos y así saldrán las cosas mejor”.

 

FICHA TÉCNICA

Castilleja C.F. 0

Arcos C.F.      2

Castilleja: Marcos, Pedro, Paco (Ioni, 82’), Tejero, Alfonso, Diego, Nando (Horrillo, 82’), Varona, Lobo, Gordillo (Edu, 71’) y Samore (Óscar, 64’).

Arcos: Alberto Ruiz; Fran Utrera, Hidalgo, Rosales; Huertas (Falcao, 88’), Fran Iglesias (Paco, 89’), Antonio Sánchez, Maqui, Zurdo (Basto, 52’); Javi Rodríguez (Cristian, 73’) y Albino (Carretero, 54’).

Goles:

0-1 m. 16: Maqui, de penalti

0-2 m. 57: Carretero           

Árbitro: Elías Haserfaty De Buyser (Málaga). Amonestó a los locales Eduardo Granja Salvador (delegado de equipo), Samore, Alfonso, Víctor Navarro (auxiliar), Pablo Galán (entrenador), Varona, y expulsó a Sebas  en el min. 57; y a los visitantes Kaski, Maqui e Hidalgo.

Incidencias: Municipal Antonio Almendro de Castilleja de la Cuesta. Unos 90 espectadores.

TE RECOMENDAMOS