Quantcast
El tiempo en: San Fernando
Lunes 15/08/2022
 

El pobrecito hablador

Otro 4D, otro 28F

Andalucía le torció el brazo a todo un establishment político (con toda su mala bilis), a una maquinaria infinitamente más poderosa,

Publicado: 19/06/2022 ·
18:12
· Actualizado: 19/06/2022 · 18:12
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Eleccioens andaluzas.
Autor

Francisco Palacios

Palacios es matemático y programador. Publicó su único libro hace ya unos años y sigue siendo el autor más leído de su calle

El pobrecito hablador

Escribo sobre lo que me gusta, pero sobre todo sobre lo que me disgusta, como un grito desesperado para no ganarme una úlcera

VISITAR BLOG

Muchos de los que se acerquen a las urnas el 19J no  vivieron el 4D o y el 28F, o éramos muy pequeños como para que fuésemos conscientes de lo que realmente significaba aquello. Pero hoy, con la perspectiva de los años, viendo las imágenes de todo un Pueblo unido en la calle tras una bandera, sin que las diferencias políticas, salvo las excepciones de siempre, supusieran un obstáculo,uno se da cuenta de la trascendencia de aquellos días.

Andalucía le torció el brazo a todo un establishmentpolítico (con toda su mala bilis), a una maquinaria infinitamente más poderosa, que le gritaba al andaluz que ese no era nuestro referéndum, que no teníamos el mismo derecho que otros. Que lo nuestro era seguir siendo lo que hasta ese día habíamos sido.

Las trampas fueron tantas que no cabrían en este artículo, con censos en los que no estaban los vivos pero dónde sí votaban los muertos. Trampas orquestadas por Suárez, un caso atípico de alguien que convoca unos comicios y le pide al pueblo que no vote.

Pese a todo, al final ganamos. Todos. Conseguimos lo que nadie esperaba: ser dueños de nuestro devenir. Y la puerta que Andalucía derribó fue el arranque del Estado de las Autonomías que hoy conocemos. Mejorable, desde luego. Con errores, seguro. Pero infinitamente mejor que un estado centralizado y anquilosado en una visión jacobina  alejada de las distintas necesidades e inquietudes de cada una de esas piezas que encajan en eso que llamamos España.

Hoy nos enfrentamos a otro 28F, tan importante como aquel del 80, si no más. Derimimos si queremos que nos gobiernen los que vienen a demoler nuestros cimientos, los que vienen a reírse de nosotros, los que exotizan nuestra forma de ser, los que repudian nuestros símbolos, los que nos definen, los que sentimos. Porque un trozo de tela deja de serlo cuando un Pueblo lo siente como suyo, y se convierte en parte de su ser, de su alma. Porque lo que ganamos, primero en la calle y luego en las urnas, lo pagamos con sangre. Un precio que nadie más pagó.

No pienso pedir el voto para nadie. Creo que el andaluz es lo suficientemente maduro para saber qué hace. Lo que si le pido es que vote, que ejerza su derecho sabiendo que sus abuelos lucharon para darle esa oportunidad. Que lo haga en conciencia, mirando hacia delante, imaginando lo que puede llegar a ser, con el recuerdo de lo que fuimos y no queremos volver a cargar en las espaldas.

Andaluz, éste y todos los venideros, son tu referéndum.

TE RECOMENDAMOS